Javier Fernández-Samaniego, socio director de SAMANIEGO Law y conciliador designado por España para el período (2020-2026).

Realidad online en el arbitraje internacional

Desde que, a mediados de marzo de 2020, la pandemia del COVID-19 tomó dimensiones globales, hemos sido testigos de la adopción de instrumentos de soft-law por las principales instituciones arbitrales del mundo y, obviamente, el primer reto es que no se produzca colaboración por alguna de las partes en adoptarla, reto al que ya se refirió la declaración conjunta realizada por las principales instituciones al respecto (https://icsid.worldbank.org/en/Documents/covid-19-joint-statement.pdf) .

Por otro lado, y más allá de la mitigación de riesgos que implica el uso masivo de esta tecnología desde el punto de vista de ciberseguridad y el respecto a la confidencialidad e integridad de los procedimientos, el principal reto no será tanto tecnológico sino humano y vendrá cuando determinadas partes (malas) perdedoras intenten cuestionar los procedimientos online desde la óptica del “due process. Lógicamente tardaremos en ver la respuesta judicial pero considerando que también las Administraciones de Justicia de todo el mundo han tenido que adoptar protocolos similares, esperemos que se avale -siempre que los procedimientos online hayan cumplido con las garantías- el uso de la tecnología que estamos viviendo.

Arbitraje internacional y Covid19

Muchas de las medidas adoptadas por los Estados en respuesta al COVID-19 plantean dudas de respeto a los compromisos de protección de inversiones extranjeras existentes en los supuestos de discriminación y falta de proporcionalidad y se anticipa que habrá un incremento de este tipo de casos.

hay sectores muy afectados como son los grandes proyectos de construcción e insfraestructuras

En lo relativo al arbitraje comercial hay sectores muy afectados como son los grandes proyectos de construcción e insfraestructuras donde las cadenas de suministro globales y medidas adoptadas por los gobiernos han paralizado o modificado sustancialmente los proyectos. No obstante, realmente todos los sectores desde el financiero, asegurador y bancario, los sectores más afectados -como turismo, transporte aéreo- o sectores como el farmacéutico están viendo aumentar exponencialmente los conflictos.

La importancia de la sede arbitral

En esta nueva realidad, de prolongarse, un debate interesante será el de la elección de sede arbitral donde, la oferta de alojamiento, instalaciones o conexiones aéreas serán factores que ni estarán en la ecuación, pero donde cada vez cobrarán más importancia que nunca aspectos como la solidez de las instituciones arbitrales y sus costes o la existencia en la sede de unos tribunales de justicia respetuosos con el arbitraje (teniéndonos que felicitar en este sentido por la reciente decisión del Tribunal Constitucional español a este respecto).

la mediación y la conciliación en casos de inversión se configuran en muchos casos no tanto como “la alternativa” sino como la única vía razonable

Por último, ante la urgente necesidad de resolver conflictos de forma efectiva, en costes y tiempos que exige la nueva crisis, el resto de  métodos “alternativos” al arbitraje y, particularmente, la mediación y la conciliación en casos de inversión se configuran en muchos casos no tanto como “la alternativa” sino como la única vía razonable y parece que, esta vez sí, ha llegado su momento de ser una herramienta cada vez más utilizada junto con el arbitraje.

 

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.