El pasado 30 de agosto, la Procuraduría General de Venezuela emitió un comunicado en relación con el arbitraje que ha mantenido con la minera canadiense Crystallex para aclarar la situación actual del conflicto, y su posición sobre la supuesta congelación de recursos pertenecientes a Venezuela “por un monto de UDS 1.200 millones depositados en el Bank of New York Mellon Corp (BNYM)” para obrar la ejecución del laudo por la expropiación de Las Cristinas, uno de los yacimientos de oro no explotados más importantes del mundo, dictado en abril de este año.

Según el comunicado, Venezuela tendría en el citado banco unos 65 millones de dólares congelados en 2002 en el ámbito de un arbitraje mantenido con un fabricante de naves de guerra.

En diversas informaciones publicadas con anterioridad se ha tratado la acusación de la minera hacia Venezuela de intentar eludir el pago del laudo a traves de la retirada de activos de Estados Unidos, y los esfuerzos de la canadiense por conseguir el cobro -un total de 1.4 billones de dólares.

En el comunicado, la Procuraduría General de Venezuela explica que junto al Ministerio del Poder Popular para Defensa “se encuentran evaluando las acciones legales que impidan la materialización de la acción pretendida por Crystallex.”

Créditos: ProcuraduriaComunicacion (CC BY-SA 4.0)

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.