Operadora Portuaria Centroamericana (OPC) ha enviado una notificación de intención de acudir a arbitraje de inversiones a Honduras relacionada con la adjudicación de una concesión para la construcción de un muelle en el terminal marítimo de Omoa dando inicio al plazo de trato directo.

Con esta notificación OPC, empresa concesionaria de Puerto Cortés (Honduras) y subsidiaria de International Container Terminal Services, Inc (ICTSI) -empresa de gestión de puertos con sede en Manila (Filipinas)-, comienza formalmente el período de negociaciones y trato directo previo al arbitraje de inversiones conforme a las reglas del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI).

En una carta dirigida al secretario de Finanzas Luis Fernando Mata y haciendo referencia al Contrato para el Diseño, Financiamiento, Construcción, Conservación, Operación y Explotación de la Terminal de Contenedores y Carga General de Puerto Cortés piden “someter las irreconciliables diferencias y graves perjuicios económicos, entre otros, ocasionados por los persistentes incumplimientos por parte del Estado de Honduras” al arbitraje de inversiones CIADI.

La compañía, que hace una reclamación de más de 10 millones de US dólares, explican que “uno de los conceptos que conforma el reclamo, tiene como antecedente el hecho de que, desde 2019, el Consejo Nacional de Inversiones aceptó la expresión de interés para desarrollar un nuevo puerto en Omoa, Cortés, del cual, en fecha 20 de julio de 2021, el Congreso Nacional aprobó un contrato de concesión de SERVICIOS PORTUARIOS PARA LA TERMINAL MARITIMA PORTUARIA DE CRUCEROS, *BUQUES MERCANTES* Y CABOTAJE EN EL PUERTO DE OMOA firmado este por la Empresa Nacional Portuaria (ENP) e Inversiones Estratégicas Portuarias S.A. (INVESTPORT) y Servicios Consolidados S. de R.L. de C.V., pese a que el referido proyecto portuario no está contemplado dentro del decreto de Visión de País 2010 – 2038 y Plan de Nación 2010‐2022 en donde, sí declara que el Puerto Marítimo de Puerto Cortés maneja el 85% de la carga del país, por lo que es considerado estratégico para la actividad económica de Honduras, dada su influencia en el comercio exterior de la región, por lo que es prioritario su modernización.”

Y añaden que: “El desarrollo de este puerto en Omoa, Cortés, causa ya serios perjuicios económicos en virtud de que el equilibrio económico y financiero de nuestro contrato ha sido roto unilateralmente, y ello modifica las condiciones bajo las cuales se licitó, adjudicó y se operó a la fecha el proyecto de concesión de la Terminal de Contenedores y Carga General de Puerto Cortés.

Acusan al Estado de Honduras de incumplir el contrato de concesión y de que “a pesar de nuestros constantes esfuerzos en revertir las decisiones de las autoridades, evitando llegar a esta instancia, nuestras comunicaciones hacia las instituciones gubernamentales y sus representantes relacionadas a nuestra concesión, no fueron atendidas de forma alguna“.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.