El 19 de marzo, un juez mexicano suspendió de manera indefinida la Ley de la Industria Eléctrica impulsada por el Gobierno mexicano de Andrés Manuel López Obrador y que favorece a la compañía eléctrica estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE). La reforma ha sido acogida de manera controvertida entre los inversores energéticos en el país y podría desencadenar múltiples arbitrajes de inversiones.

Tres suspensiones definitivas fueron otorgadas por un juzgado especializado en Competencia Económica para la reforma de la ley.

La decisión del juez razona que: “La suspensión definitiva que se concede es para el efecto de que se suspendan todas las consecuencias derivadas del Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica”, y pretende “proteger los derechos a la libre competencia y con concurrencia en los mercados” (ver “Juez suspende indefinidamente reforma eléctrica en México” jc (afp, Excelsior, El Universal), DW, 19.03.2021).

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, ya anunció ese mismo día que apelará esta medida ante la Suprema Corte de Justicia.

La Ley fue suspendida temporalmente hace dos semanas

La Ley fue suspendida hace dos semanas por otro tribunal mexicano ante la demanda de una compañía eléctrica, en ese caso, para el juez las enmiendas a la Ley eléctrica podrían dañar la competencia y la libre concurrencia en el sector, e hizo referencia a la afectación negativa al medio ambiente por su desincentivación sobre las energías renovables.

El magistrado partía de que el objetivo de la reforma era “obtener mejores condiciones en la generación y el abasto de electricidad a precios competitivos, en beneficio de la población en general”, pero que ha resultado contraria en detrimento de los usuarios finales.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.