La Corte Permanente de Arbitraje ha emitido un laudo parcial a favor de la farmacéutica estadounidense Merck Sharp & Dohme en el arbitraje que mantiene con Ecuador por un conflicto que se remonta a 2003.

En 2011, la farmacéutica estadounidense Merck Sharp & Dohme demandó a Ecuador ante la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) invocando el Tratado Bilateral de Inversiones Ecuador – Estados Unidos de América de 1993 por la denegación de justicia que sufrió ante los tribunales locales en relación con la venta, en 2003, de una fábrica de productos farmacéuticos a la compañía ecuatoriana NIFA, ahora Prophar.

Merck reclama a Ecuador cerca de 42 millones de dólares alegando denegación de justicia, al no haberle brindado garantías judiciales en el conflicto que mantuvo, ante tribunales locales, con la farmacéutica ecuatoriana Prophar.

Prophar demandó a Merck ante tribunales ecuatorianos pidiendo una indemnización de 200 millones de dólares tras la venta por parte de la estadounidense de una planta de medicamentos a otra empresa. Las cortes ecuatorianas dieron la razón a Prophar (ver “Controversia privada del 2003 derivó en juicio contra el país“, Evelyn Tapia, 18.03.2018, El Comercio).

Tras el fallo parcial del tribunal de arbitraje de la PCA, ahora, queda por resolver el monto concedido a la estadounidense.

El tribunal del arbitraje está compuesto por el británico Frank Berman (presidente), el estadounidense Stephen M. Schwebel y el alemán Bruno Simma.

Los despachos implicados son Wilmer Cutler Pickering Hale and Dorr LLP por el demandantes y Foley Hoag LLP por Ecuador.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.