Real Hearing. Tan real como en el tribunal


El procurador general del Estado boliviano, César Siles, informó recientemente que el Gobierno de Bolivia ha llegado a un entendimiento con Rusia en relación con el conflicto sobre las vacunas Sputnik, a través del que se reclamaba el pago de 27 millones de US dólares por un segundo lote. Siles ratificó que no se recurrirá al arbitraje.

En enero de 2024, César Siles anunció que el país se encontraba ante un arbitraje internacional con la compañía estatal rusa Human Vaccine LLC proveedora de vacunas Sputnik.

El contrato fue firmado en 2020 y el desacuerdo se produjo con motivo de un segundo lote de vacunas que la Procuraduría se resistía a recibir. Asimismo, Siles mostró sus inquietudes en relación a la cláusula arbitral del contrato que remitía a Singapur como sede y a un arbitraje bajo Ley inglesa.

La intención de Siles siempre fue evitar el arbitraje a través de una solución amistosa. El procurador ha descartado finalmente el arbitraje admitiendo que han llegado a un entendimiento con Rusia (ver “Procurador descarta un arbitraje con Rusia por la deuda de vacunas Sputnik“, Los Tiempos, 28.03.2024). Según el procurador, se entendió que no se necesitan las vacunas que tendrían que haber recibido en 2021 (ver “Vacunas: Hubo entendimientos con Rusia y no habrá arbitraje, según Procuraduría“, Urgente, 27.03.2024).

La compañía rusa exigía a la boliviana Central de Abastecimiento y Suministros de Salud (CEASS), con quien contrató, que pagara el gasto de un segundo envío de vacunas a Bolivia. El 29 de enero de 2021, Bolivia recibió un primer lote de vacunas Sputnik con la firma del “Gamaleya National Center of Epidemilogy and Microbiology”, organismo perteneciente al Ministerio de Salud ruso, un hecho que fue destacado en el canal de vídeo del Facebook de la Cancillería de Bolivia.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.