“Los inversores informan de que los repentinos cambios regulatorios y los retrocesos en las políticas, la inestable salud financiera de la empresa petrolera estatal Pemex y la percepción de una débil respuesta fiscal a la crisis económica de COVID-19 han contribuido a la incertidumbre actual“, es parte del diagnóstico recogido en el informe 2021 sobre el clima de inversión en México realizado por el Departamento de Estado de los EE.UU.

El informe agrega que la incertidumbre sobre el cumplimiento de los contratos, la inseguridad, la informalidad y la corrupción obstaculizan el crecimiento económico sostenido de México y hace referencia a los esfuerzos por revertir las reformas energéticas de 2014, incluida la ley de reforma eléctrica de marzo de 2021 que prioriza la generación de la empresa eléctrica estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), aumentan aún más la incertidumbre.

En mayo de este año Finley Resources Inc., MWS Management Inc., y Prize Permanent Holdings, LLC, presentaron una solicitud de arbitraje de inversiones contra México ante CIADI demandando el incumplimiento de un contrato con Pemex. Otros aribitrajes registrados recientemente han sido el de Talos por el yacimiento de petróleo de Zama o el de WhiteWater.

Estado de la economía en México

En 2020, México se convirtió en el tercer socio comercial de Estados Unidos en bienes y servicios y el segundo en bienes, se trata de uno de sus inversores más importantes. El comercio bilateral creció un 482,2% entre 1993 y 2020, y México es el segundo mercado de exportación de Estados Unidos, que, a su vez, es la principal fuente de inversión extranjera directa (IED) de México.

La economía mexicana, que venía creciendo con un promedio del 2% del PIB desde 1994, se contrajo un 8,5% en 2020.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.