El pasado 26 de enero, el Ciadi publicó el laudo del arbitraje Urbaser y Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia (CABB), Bilbao Bisdkaia Ur Partzuergoa contra Argentina referente a la concesión del servicio de agua potable y saneamiento en Buenos Aires. El Tribunal, entre otros, ha considerado que la situación vivida por Argentina en 2002 respaldaba las medidas tomadas por el Gobierno y rechaza los reclamos de las demandantes fundamentados en la expropiación.
En relación con las “medidas discriminatorias e injustificadas” propuestas por las demandantes, el tribunal, entre otros, declara que “los reclamos de las Demandantes en este sentido están plagados de un sinnúmero de simplificaciones que no permiten realizar una comparación seria […]”

En referencia al cumplimiento de las obligaciones asumidas en la concesión, en el laudo, el tribunal pone en duda la buena gestión de AGBA, como ejemplo el siguiente párrafo: “En la Memoria Anual y Estados Contables de 2004 (CU-31) y 2005 (CU-31, RA- 269), AGBA determinó que la colocación de medidores provocó un incremento en la facturación. Esto significa que en ese momento se descubrieron los beneficios del consumo medido, lo cual demuestra la racionalidad de las obligaciones contractuales, pero también dice mucho respecto de la calidad de la gestión de AGBA.”

El tribunal del arbitraje está formado por el suizo Andreas Bucher (presidente), el neozelandés Campbell Alan McLachlan y el estadounidense Pedro J. Martínez-Fraga. Las demandantes españolas han estado representadas por Jones Day, Madrid.

Resumen de la controversia
La disputa se refiere a una concesión de servicio de agua y cloacas provisto en el Gran Buenos Aires. La adjudicación se realizó a inicios de 2000 a Aguas Del Gran Buenos Aires S.A. (AGBA), empresa creada por inversionistas y accionistas extranjeros, entre ellos Urbaser y Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, Bilbao Bisdkaia Ur Partzuergoa. Las demandantes manifestaron “haber encontrado numerosos obstáculos creados por las autoridades provinciales, que tornaron extremadamente difícil operar la Concesión de forma eficiente y confiable.”

La crisis económica que se inició a mediados de 2001 “culminó con las medidas de emergencia adoptadas en enero de 2002, entre ellas, la conversión 1 a 1 de dólares estadounidenses a pesos, a pesar de que, para entonces, el valor del peso se había depreciado más de dos tercios.” AGBA pidió en reiteradas ocasiones que se “determinaran nuevamente las tarifas y se llevara a cabo una revisión exhaustiva de la Concesión”. Por su parte, la defensa argentina alegó que las dificultadas enfrentadas por la concesión se debieron a “una gestión deficiente por parte de AGBA y de sus accionistas”, tal y como se indica en “Argentina ganó en el Ciadi un reclamo millonario de empresas españolas”, fuente: télam.

En julio de 2006 la Provincia rescinde la Concesión de AGBA.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.