La compañía estadounidense de telecomunicaciones Italba ha presentado una solicitud de anulación del laudo del arbitraje contra Uruguay por no poder contar con el testimonio de un testigo esencial.La anulación fue presentada el pasado 10 de julio por parte de Italba que según el porlta de noticias El Observador alega no haber podido contar con un testigo esencial en el procedimiento por problemas de salud, Gustavo Alberelli, presidente de Italba, así como no poder reunir pruebas como consecuencia de un proceso penal iniciado por Uruguay con el propio Alberelli (ver “Empresa de telecomunicaciones que perdió arbitraje con Uruguay vuelve a la carga“, El Observador, 12.07.2019).

Historia del arbitraje

En marzo de este año, después de tres años de arbitraje, se resolvió el arbitraje Italba Corporation -Uruguay, el tribunal emitió el laudo que daba la razón a este último y condenaba a la demandante a pagar todos los costos del procedimiento.

La demandante alegaba la violación del tratado de protección de inversiones entre EEUU y Uruguay, dado que “a su subsidiaria uruguaya, Trigosul S.A, el Estado le revocó en 2011 en forma irregular el permiso que se le había concedido en 2000 para brindar servicios de banda ancha”, según información publicada, asimismo, por El Observador “Uruguay enfrenta un segundo juicio internacional, ahora por U$S 100 millones, 28.04.2016“.

Italba solicitaba una indemnización de 65 millones de dólares, sin embargo el Tribunal ha admitido: “la excepción a la jurisdicción opuesta por la República Oriental del Uruguay basada en que Italba Corporation no es dueña de Trigosul S.A. ni la controla, por lo que Italba Corporation no es una inversora” a los fines de los Artículos 1 y 24 del APPRI EE.UU.-Uruguay.

Italba fue condenada a pagar a Uruguay un total de 5.885.344,17 dólares que incluyen todos los costos del arbitraje, incluyend honorarios y gastos de los miembros del Tribunal, los cargos administrativos y gastos directos del CIADI, así como los honorarios de abogados y expertos y los gastos administrativos en los que incurrió en relación con el procedimiento.

El tribunal del arbitraje estuvo presidido por el costarricenseRodrigo Oreamuno -designado por las partes- y como árbitros el británico John Beechey -designado por el demandante- y el australiano Zachary Douglas -designado por el demandado-.

Alston & Bird lleva la defensa de Italba. Foley Hoag de Uruguay.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.