En el entorno de los procedimientos que mantiene el Gobierno de Perú con la compañía brasileña Odebrecht en el marco del caso de corrupción Lava Jato, la empresa ha desistido de dos arbitrajes con un costo de 75 millones de soles (cerca de 19 millones de euros).

Se trata de dos arbitrajes relacionados con las obras de la Vía Evitamiento Cusco entablados con el Gobierno Regional de Cusco.

Silvana Carrión, procuradora ad hoc del caso Lava Jato así lo ha comunicado a través de sus declaraciones en una entrevista realizada por Canal N (ver “Procuradora Carrión: Empresas investigadas se beneficiaron con Reactiva Perú“, 17.06.2020), ha explicado que la semana pasada en el marco del acuerdo de colaboración eficaz con Odebrecht, la compañía ha desistido de los dos arbitrajes contra el Gobierno Regional de Cusco.

Desde 2017, la Comisión Lava Jato del Congreso peruano, que investiga el caso en Perú, está estudiando 85 laudos de arbitrajes en los que ha sido parte el Estado contra empresas brasileñas, siendo condenado en 80 ocasiones.

La trama está relacionada con contratos obtenidos mediante coimas que, una vez destapada la corrupción, el estado peruano rescindió.

El último de los arbitrajes conocidos a favor del Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Perú fue comunicado en febrero de 2020, cuando un tribunal de arbitraje le dio la razón en contra de las pretensiones del Consorcio Vial Huayllay en relación con el proyecto del Corredor Vial Lima-Canta-Huayllay-DV Cochamarca, cuyo presupuesto ascendía a más de 502 millones de soles (más de 137 millones de euros) y cuyas empresas estaban ligadas al “Club de la Construcción” -conglomerado relacionado con contratos obtenidos mediante corrupción y relacionado con el Lava Jato-.

 

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.