El Instituto Americano del Petróleo (American Petroleum Institute, API) ha pedido al gobierno de los Estados Unidos que exija a México que cumpla sus compromisos con el T-MEC (USMCA) (Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá) y que detenga la discriminación contra las compañías estadounidenses en el mercado de combustibles de México.

En una carta fechada el 11 de junio y enviada al secretario de Estado de los Estados Unidos Michael Pompeo, al secretario de Comercio Wilbur Ross; al secretario de Energía, Dan Brouillette, y al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, Michael Sommers, CEO de API, expone como las medidas regulatorias de México socavan las inversiones en energía en el marco del T-MEC (“nos preocupa que las acciones recientes tomadas por el Gobierno de México debiliten este marco y discriminen a los inversores estadounidenses en violación de los compromisos que México acordó tanto en el TLCAN como en la USCMA”) y pide a Estados Unidos: “usar canales diplomáticos para relacionarse con el Presidente de México y sus homólogos a nivel de gabinete en las agencias de México para instar al Gobierno de México a que cumpla con sus compromisos con el USMCA para tratar a los inversores y exportadores estadounidenses de manera justa en la víspera de la entrada en vigencia de USMCA” .

Entre las dificultades:

  • obtener la aprobación de permisos para estaciones de venta de combustible nuevas o renombradas;
  • suspensiones arbitrarias en las bombas por infracciones menores o inexistentes,
  • nuevos requisitos de almacenamiento y
  • retrasos o rechazos para los permisos de importación de gasolina y diesel.

Acusan a la Comisión Reguladora de Energía de México de eliminar la regulación aplicable a Pemex que permite a la empresa estatal: “rebajar de manera injusta y opaca los precios de los competidores extranjeros, lo que le da a la compañía una ventaja significativa en los precios posteriores”.

Explica que los inversores estadounidenses se enfrentan a dificultades cada vez mayores para obtener permisos para una variedad de actividades, incluidas estaciones nuevas o renombradas, instalaciones de almacenamiento de terceros, combustibles importados, terminales de líquidos y terminales de GNL.

Trato discriminatorio

Sommers explica que las anteriores acciones probablemente “contravengan el compromiso de México con el tratamiento no discriminatorio en el capítulo de empresas estatales y monopolios designados del USCMA, con respecto a PEMEX de propiedad estatal”.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.