El tribunal del arbitraje Hydro Energy 1 S.à r.l. y Hydroxana Sweden AB v. España ha emitido su decisión sobre jurisdicción, responsabilidad y quantum y, según informaciones en prensa, se habrían desestimado las reclamaciones de los demandantes que ascendían a 133 millones de euros.

Las compañías Hydro Energy (luxemburguesa) e Hydroxana (sueca) interpusieron su demanda de arbitraje en octubre de 2015 invocando el Tratado de la Carta de la Energía, y en mayo de 2016 se formó el tribunal compuesto por los británicos Lawrence Collins (presidente) y Peter Rees (árbitro designado por los demandantes) y el alemán Rolf Kniepper (designado por la demandada).

Según la información publicada por El Confidencial (ver “España sigue su racha y gana otro laudo renovable (132 millones) por unanimid“, Rafael Méndez, 11.03.2020), el tribunal, por unanimidad, habría considerado la existencia del “riesgo regulatorio” que los inversores asumían ante su inversión.

El despacho que representa a las demandantes es Three Crowns (Londres).

El laudo PV Investors

En el último laudo conocido: el de PV Investors, conocido hace apenas dos semanas, España vio reducida al 5% la mayor de las demandas de la crisis de los arbitrajes de las renovables, provocados por la reforma normativa impulsada por el Gobierno español entre 2010 y 2014.

En esa ocasión se trató de un arbitraje UNCITRAL administrado por la Corte Permanente de Arbitraje y, en su conclusión, el tribunal explica que España vulneró el artículo 10, apartado 1, del Tratado de la Carta de la Energía con las reformas energéticas, pero manifiesta que no fueron desproporcionadas dado que el gobierno optaba por un modelo que fuera sostenible y reconoció el derecho de las empresas a recibir una compensación justa.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.