El arbitraje entre la fabricante de embalajes de cartón Smurfit y Venezuela ya tiene tribunal en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencia relativas a Inversiones (CIADI), y lo forman un mexicano, un estadounidense y un australiano.

El Tribunal está constituido por el mexicano Ricardo Ramírez Hernández (presidente), designado por el presidente del Consejo Administrativo del CIADI; el estadounidense Elliot Polebaum (designado por el demandante); y el australiano Zachary Douglas (designado por la demandada).

Ricardo Ramírez ha participado en nueve procedimientos CIADI con éste: cinco como presidente, tres como co-árbitro y uno como miembro de comité de anulación. Entre los arbitrajes podemos destacar: Lion Mexico-México (al que renunció), Cervin & Rhone-Costa Rica, Eiser-España (pendiente), Teinver-Argentina, Saint Gobain-Venezuela o Telefónica-México.

Elliot Polebaum ha participado en otro arbitraje CIADI: Saint Patrick Properties-Venezuela (aún pendiente) y también como co-árbitro.

Y Zachary Douglas es el más experimentado de la terna arbitral con diferencia, ya que acumula experiencia en 33 procedimientos CIADI. Omega-Panamá (pendiente), Italba-Uruguay (pendiente), Mathias Kruck-España (pendiente), Vidrios Los Andes-Venezuela (pendiente), Koch-Venezuela (pendiente), Suez-Argentina o Azurix-Argentina son algunos de ellos.

El conflicto
La compañía de embalajes de cartón Smurfit Holdings BV (filial holandesa de la irlandesa Smurfit Kappa Carton) demandó a Venezuela invocando el Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) Holanda-Venezuela de 1991 y bajo las reglas de arbitraje de la Convención Ciadi a finales de diciembre de 2018.

Smurfit Kappa Carton es irlandesa, pero Irlanda no mantiene TBI con Venezuela por lo que ha recurrido a su filial en Holanda.

El despacho que representa a Smurfit es Freshfields Bruckhaus Deringer.

El origen del arbitraje

Smurfit Kappa Carton perdió el control de la manufacturera que poseía en Venezuela después de ser confiscada por el Gobierno venezolano durante 90 días. El Gobierno alegaba abusos de posición dominante según fuentes irlandesas (ver “Smurfit Kappa writes down €60m of Venezuelan assets“, Joe Brennan, Irish Times, 24.09.2018).

La irlandesa, que da trabajo a 1.600 empleados en Venezuela, denunció la pérdida de 60 millones de euros debido, según la compañía, a la intimidación que produjeron la interferencia de la Dirección General de Contrainteligencia Militar que con sus visitas no autorizadas intimidó a la fuerza laboral, lo que produjo un aumento del ausentismo, según comunicado de la compañía.

One Comment

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.