El arbitraje entre la petrolera franco-británica Perenco y Ecuador ya tiene laudo. El tribunal emitió el documento el pasado 27 de septiembre y en él se reconoce una indemnización a la compañía de 471 millones de dólares, mientras que la reclamación medioambiental hecha por Ecuador obtiene más de 54 millones. Los costos del procedimiento deben ser resarcidos por ambas partes por igual.

El tribunal condena a Ecuador a pagar a Perenco Ecuador Limited la suma de USD 448.820.400,00, además deberá pagar a la compañía la suma de USD 23.000.000,00 en concepto de contribución a los honorarios y gastos legales de la demandante derivados del reclamo principal.

Reclamación medioambiental

En noviembre de 2016, las partes y expertos efectuaron una visita al lugar relacionado con la disputa para evaluar la situación ambiental en base a la reclamación del Gobierno ecuatoriano -Perenco, apoyada en una indemnización ya concedida en el arbitraje Burlington vs. Ecuador, pedía el rechazo por considerarla cosa juzgada-. En agosto de 2017, el tribunal -integrado por el eslovaco Peter Tomka (presidente), el británico Neil Kaplan y el canadiense J. Christopher Thomas– rechazó la petición de la petrolera de no aceptar la reclamación ambiental propuesta por Ecuador.

Perenco deberá pagar a Ecuador “los costos emanados de la restauración del ambiente en las áreas dentro de los Bloques 7 y 21 y deberá remediar la infraestructura en estos dos Bloques por una suma de USD 54.439.517,00.” Además deberá asumir “la suma de USD 6.276.153,00 en concepto de contribución a los honorarios y gastos legales de Ecuador derivados de las reconvenciones”; asimismo a Petroecuador la suma de USD 49.629,76 con motivo de los honorarios y gastos de aquella ésta.

En relación con este reclamo y con la actitud de los peritos de ambas partes, se explica en el laudo que: “Mientras que podría acusarse a los peritos de Ecuador de “evadir sus deberes” con relación al reclamo, podría acusarse a los peritos de Perenco de “fugarse de sus deberes” respecto de este último, por encontrar en cada ocasión una oportunidad para ignorar o reducir su eventual responsabilidad. 1012.En síntesis, ninguno de los peritos ambientales principales se ganó la confianza del Tribunal1198. Por dicho motivo, el Tribunal ordenará que cada parte sufrague los honorarios de sus peritos ambientales.”

El origen del arbitraje

El 30 de abril de 2008, Perenco Ecuador Limited presentó una solicitud de arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones, Ciadi, en contra de la República del Ecuador y de la Empresa Estatal Petróleos del Ecuador.

La diferencia entre las partes versaba sobre dos contratos de participación que datan de 2002. Uno de ellos para la Exploración y Explotación de Hidrocarburos en el Bloque 21 de la Región Amazónica Ecuatoriana y el otro la modificación del Contrato de Prestación de Servicios para la Exploración y Explotación de Hidrocarburos del Bloque 7 de la Región Amazónica, incluyendo el Contrato del Campo Unificado Coca-Payamino.

Más sobre este arbitraje: El daño ambiental en la Amazonia protagoniza el arbitraje Perenco-Ecuador

 

One Comment

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.