El pasado 27 de mayo se constituyó el tribunal del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversión, Ciadi, del arbitraje que enfrenta a a la norteamericana Italba Corporation, empresa del sector de las telecomunicaciones, con Uruguay.

La demandante norteamericana alega la violación del tratado de protección de inversiones entre EEUU y Uruguay, dado que “a su subsidiaria uruguaya, Trigosul S.A, el Estado le revocó en 2011 en forma irregular el permiso que se le había concedido en 2000 para brindar servicios de banda ancha”, según información publicada, asimismo, por El Observador “Uruguay enfrenta un segundo juicio internacional, ahora por U$S 100 millones“.

El Tribunal del arbitraje, que fue registrado el pasado 24 de marzo, estará presidido por el costarricense Rodrigo Oreamuno -designado por las partes- y como árbitros el británico John Beechey -designado por el demandante- y el australiano Zachary Douglas -designado por el demandado-.

 

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.