Real Hearing. Tan real como en el tribunal


Las operadoras telefónicas Claro, TIM y Vivo han solicitado un arbitraje contra la brasileña Oi y reclaman un ajuste tras el reparto de los activos móviles de esta última de más de 600 millones de euros, en una operación aprobada por el órgano brasileño de defensa de la competencia en febrero de 2022.

La compañía brasileña Oi no está de acuerdo con las reclamaciones de Telefónica Brasil-propietaria de Vivo-, América Móvil -propietaria de Claro- y TIM Brasil sobre los activos comprados y la indemnización reclamada como compensación y ajuste sobre los activos de telefonía móvil adquiridos a la brasileña no ha sido aceptada.

El arbitraje ha sido presentado ante la Cámara de Arbitraje de la Bolsa de Valores brasileña B3 según informaron, en un hecho relevante, el 3 de octubre de 2022 Claro, TIM y Vivo. Para los operadores, Oi habría violado los mecanismos de resolución previstos en el Contrato de Compraventa, tras certificar a través de una autoría independiente las divergencia en los criterios de cálculo sobre los valores de la compra.

Hace apenas dos semanas Telefónica Brasil informó a través de hecho relevante a la Bolsa de Brasil la situación y su reclamación de un ajuste de más de 1.000 millones de reales (más de 200 millones de euros) sobre los activos de telefonía móvil adquiridos a Oi. El resto de estos activos fueron transferidos a otras dos telecos: América Móvil y TIM Brasil. Oi, en un comunicado a sus inversores, manifestó su profundo desacuerdo con las reclamaciones.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.