Una refinería estatal de Curazao (Refinería di Kosou) ha solicitado un arbitraje contra Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) ante el International Centre for Dispute Resolution (ICDR) en EE.UU. por la gestión llevada a cabo por la venezolana en una refinería de la isla.

Según información recogida por Reuters (ver “Curacao seeks $162 million from PDVSA for refinery operations“, 23.03.2020), así fue confirmado el 23 de marzo por Marcelino de Lannoy, ejecutivo de Refinería di Korsou, y se estarían reclamando 162 millones de dólares.

Curazao habría incautado la semana pasada una terminal de almacenamiento de petróleo propiedad de PDVSA en Bonaire para hacer cumplir reclamaciones por pagos vencidos, costes de mantenimiento y daños ambientales sufridos por la refinería curazoleña.

Algo más sobre la historia del conflicto

En 2007 ConocoPhillips sufrió la expropiación de sus inversiones en los proyectos de crudo pesado Hamaca y Petrozuata en Venezuela y otras medidas fiscales previas a la expropiación. La demanda de ConocoPhillips fue iniciada ese mismo año ante la CCI reclamando 30.000 millones de dólares e invocando la violación del Tratado Bilateral de Inversión Venezuela-Países Bajos. También hay un procedimiento abierto desde la misma fecha ante un tribunal del CIADI.

El 8 de mayo de 2018, Eugene Rhuggenaath, primer ministro de Curazao, advirtió de que la intención de ConocoPhillips de hacer cumplir el laudo del arbitraje con Venezuela a través de la intervención de activos de PDVSA podría afectar a su isla gravemente.

A finales de mayo de 2018 se conocieron las sentencias de dos tribunales caribeños a través de las que levantaban parcialmente la autorización para que la estadounidense ConocoPhillips incautara activos procedentes de refinerías propiedad de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) valorados en 636 millones de dólares.

 

 

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.