La Corte de Apelaciones de La Haya favoreció a Chevron y rechazó, el pasado 18 de julio, la apelación de Ecuador de la sentencia que había negado la petición de anulación de los laudos sobre medidas provisionales, competencia del tribunal para conocer el arbitraje por el conflicto sobre contaminación en la selva amazónica, y un laudo parcial sobre el fondo.

Ecuador alegaba que no existía inversión por parte del demandante al momento de la vigencia del Tratado Bilateral de Inversiones Ecuador -EEUU invocado.

La Procuraduría General de Ecuador ha publicado un comunicado explicando, además, que “el Tribunal todavía no se ha pronunciado sobre el fondo de la pretensión de Chevron, decisión que aún está pendiente y que se sigue en un proceso diferente al de la anulación”.

Recurso ante la Corte Suprema de los Países Bajos

Y continúa: “La Corte de Apelaciones coincidió con el Ecuador que la Corte Distrital de la Haya que emitió la decisión en primera instancia, se había equivocado en fundamentar su decisión en las alegaciones de fraude presentadas por Chevron, pero consideró que las medidas provisionales adoptadas por el Tribunal no violaron el derecho público holandés ni los derechos de los demandantes de Lago Agrio.”

El equipo de defensa de Ecuador estaría estudiando presentar un recurso ante la Corte Suprema de los Países Bajos.

Diego García Carrión, procurador general del Estado, asevera que la corte no ha considerado “hechos fundamentales como que el Tribunal Arbitral emitió prematuramente sus decisiones sin haber considerado que la prueba aportada por el Ecuador desmentía totalmente las aseveraciones de Chevron o que el Tribunal Arbitral emitió sus laudos pese que la supuesta inversión de Texaco terminó cinco años antes de que entrara en vigencia el TBI”.

Créditos de la imagen: KRoock74. Wikimedia.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.