La Secretaría General del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) ha declinado la propuesta de recusación de Venezuela hacia el árbitro argentino Horacio Grigera Naón en el arbitraje que mantiene con Dick Fernando Abanto Ishiwata.

Venezuela presentó una propuesta de recusación del árbitro Horacio Grigera Naón en mayo de 2020 por un supuesto conflicto de interés con un abogado de Fernando Abanto, pero la Secretaría General de CIADI ha rechazado la propuesta por lo que el procedimiento seguirá su curso.

El panel arbitral está compuesto además por dos españoles: Juan Fernández-Armesto, presidente; y Santiago Torres Bernárdez, designado por la demandada.

El arbitraje Abanto vs. Venezuela

El empresario peruano Dick Fernando Abanto, propietario de la compañía de telecomunicaciones Movilmax, presentó el arbitraje en noviembre de 2018 por la intervención de su empresa de telecomunicaciones en 2014 debido a la pertenencia a un venezolano acusado de fraude y estafa, acusación que Abanto niega.

El 2 de septiembre de 2014, las oficinas de la empresa Movilmax en Caracas, propiedad de Abanto, fueron intervenidas por una junta de interventores del Gobierno venezolano para tomar el control del lugar y expulsar a cerca de un centenar de empleados de los inmuebles pertenecientes a Hernán Pérez Belisario, un venezolano acusado de fraude y estafa.

Los despachos encargados de la defensa de Abanto son Freshfields Bruckhaus Deringer (Washington), Deschamps International Law (London) y D’Empaire Reyna Abogados (Caracas). El despacho Guglielmino & Asociados (Buenos Aires, Argentina) asesora al Gobierno venezolano.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.