La canadiense TC Energy tratará de recuperar a través de arbitraje más de 15.000 millones de dólares en daños y perjuicios por el incumplimiento de las obligaciones por parte del Gobierno de Estados Unidos en relación al proyecto de construcción del oleoducto Keystone XL.

La compañía canadiense TC Energy ha anunciado el inicio formal de un arbitraje contra Esados Unidos por la cancelación del oleoducto de Keystone después de que el pasado 2 de julio de 2021 iniciara el proceso de reclamación con el anuncio de la presentación de una Notificación de Intención de arbitraje heredada del TLCAN y bajo el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC) por la revocación del Permiso Presidencial del Proyecto Keystone XL.

Según un comunicado publicado en su página web, el 22 de noviembre de 2021, la empresa dio el siguiente paso en el proceso y presentó una solicitud formal de arbitraje en virtud de las disposiciones de solución de controversias inversor-Estado del Capítulo 11 del TLCAN.

Como empresa pública, TC Energy tiene la responsabilidad ante nuestros accionistas de buscar la recuperación de las pérdidas sufridas debido a la revocación del permiso, que dio lugar a la terminación del proyecto.

La revocación del permiso presidencial se produjo el 20 de enero de 2021, por lo que las actividades de construcción se suspendieron.

El 9 de junio de este año, TC Energy Corporation confirmó que, tras una revisión exhaustiva de sus opciones, y en consultas con el Gobierno de Alberta, puso fin al proyecto del oleoducto Keystone XL.

El 2 de julio anunció la presentación de una notificación de intención para iniciar la demanda y recuperar los daños económicos resultantes de la revocación del permiso.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.