A raíz de la multa impuesta el 2 de noviembre pasado por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) del Perú a la cacaotera Tamshi por  S/ 129 millones (más de 36 millones de US dólares), la empresa de cultivo intensivo de cacao ha amenazado con acudir a arbitraje de invesiones del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), entre denuncias contra el medioambiente, de corrupción y la alerta de la deforestación en el área de Iquitos.

La sanción se le ha impuesto por realizar actividades agrícolas sin contar con un instrumento de gestión ambiental (IGA) ordenándole la paralización definitiva de las actividades del Fundo Tamshi en Tamshiyacu, Loreto. Al parecer, la gestión de residuos, peligrosos y no peligrosos, en Tamshiyacu estaba siendo deficiente.

Además de la paralización de la planta, el OEFA ha ordenado a la empresa el retiro de las plántulas de cacao, insumos químicos, equipos, maquinarias y unidades móviles, así como la restauración de áreas degradadas, ecosistemas forestales y otros ecosistemas de vegetación silvestre.

En un comunicado a la prensa Tamshi ha explicado que: “Las medidas ordenadas por OEFA son tan abusivas y agresivas que tienen impactos irreversibles ya antes de poder agotar la defensa al nivel administrativo”; añadiendo: “Tamshi tiene toda la disposición para adecuarse, tal como lo ha venido realizando y establecer un espacio de diálogo que permita un cabal análisis de la situación. Sin embargo, no encontramos un interlocutor en la administración estatal” (ver “Tamshi demandará a Perú ante el CIADI por multa de S/ 129 millones impuesta por OEFA“, El Comercio, 09.11.2020). El medio Gestion.pe (“Tamshi acudirá al Ciadi si no se resuelve multa por S/ 129 millones impuesta por OEFA“, Juan Miguel Jugo Rebaza, 09.11.2020), traslada las declaraciones de Alonso Rey, representante legal de Tamshi: “Hemos iniciado el proceso enviando cartas a los ministerios. Tenemos un plazo para un trato directo con el Sistema de Coordinación y Respuesta del Estado en Controversias Internacionales de Inversión (Sicreci). Una vez transcurrido ese plazo de trato directo, acudiremos al Ciadi si no se soluciona”.

Tamshi

La empresa Tamshi, antes Cacao del Perú Norte SAC, fundada por el empresario checo-estadounidense Dennis Melka, ha sido acusada, entre otros, de deforestación (ver “Empresa investigada por deforestar comercializa cacao sin autorización ambiental“, Aramís Castro, Ojo Público, 13.10.2020). En 2018 cambió de manos y fue adquirida por Tamshi SAC, aunque las acusaciones contra incumplimientos medioambientales no cesaron.

El peligro sobre la amazonía peruana ha sido denunciado sin cesar, debido a la deforestación que clama ser la peor en los últimos 10 años, tanto por la tala ilegal, como por la legal que igualmente es perjudicial para el medio ambiente, entre esta se encuentra la tala para el uso de grandes plantaciones de cacao o café. Así se manifiesta en un vídeo denuncia publicado en el siguiente enlace y donde se ve la presión que llevó a 70 agricultores a vender su terreno, y donde se alerta sobre la deforestación en la jungla del paraíso natural que puede dejar de ser la Amazonía: “el pulmón del mundo”, como manifiesta Ruiperto Pérez, uno de los agricultores que se ha resistido a la presión de Tamshi (“Tamshi, la empresa que arrebata la tierra a campesinos de Perú“, El Financiero Televisión, ).

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.