A principios de marzo de 2020, Shell Bolivia Corporation notificó su intención de acudir a arbitraje contra Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) reclamando 26 millones de dólares por deudas de producción e incentivos a la producción de hace años.

La demanda de arbitraje de la sucursal de la holandesa Shell en Bolivia sale a la luz en medio de las acusaciones de la Procuraduría General del Estado hacia exfuncionarios de YPFB por desatender la reclamación, y no dar respuesta a la misma para seguir el protocolo que se sigue ante las notificaciones de arbitraje.

Ante la negligencia mostrada por los exejecutivos de la estatal petrolera, el procurador general del Estado José Cabrera pide interponer una demanda penal.

El arbitraje Shell-Bolivia

Shell reclama desde hace años deudas pendientes impagadas por gobiernos anteriores. Se deberían a impagos por producción e incentivos a la producción y la compañía cifra su demanda en 26 millones de dólares.

Shell en Bolivia

Shell en Bolivia explora el área Huacareta, la mayor área sin desarrollar en Bolivia y opera desde el año 2000 el Bloque La Vertiente, que reúne gas natural de cinco campos diferentes en una sola planta procesadora.

Shell tiene participación en el bloque Caipipendi que incluye el campo Margarita, uno de los mayores productores en Bolivia y en el Bloque Tarija XX Oeste donde esta ubicado el campo Itaú.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.