Real Hearing. Tan real como en el tribunal


La compañía saudí Arabian Oil Company ha mantenido un arbitraje en Chile por el registro de su marca “Aramco” ante el Centro de Resolución de Controversias por nombre de dominio .cl. El árbitro ha dado la razón a la saudí y le ha entregado el dominio “aramco.cl” propiedad de un particular desde septiembre de 2023. A finales de enero, en otro caso similar, Aramco obtuvo un laudo a su favor en una disputa por “aramco.digital” con una contraparte india ante la OMPI.

El litigio se ha extendido apenas un mes bajo administración de NIC Chile. Ruperto Pinoche Olave, árbitro a cargo del caso, concluyó que Aramco es una marca reconocida internacionalmente y que acredita ser titular de marcas, dominios o signos bajo la expresión Aramco.

El propietario del dominio adquirió el mismo en septiembre de 2023 cuando se conoció que Aramco había acordado la compra de una participación del 100% en Esmax de Southern Cross Group, una empresa de capital riesgo centrada en América Latina que lidera la distribución de combustibles y lubricantes en Chile (ver “Aramco to enter South American retail market with Esmax acquisition“, Nota de prensa de Aramco, 26.09.2024).

La firma saudí tiene otros procedimientos abiertos para obtener los dominios “aramcochile.cl” y “saudiaramco.cl” (ver “Tras proceso arbitral, saudí Aramco logra en Chile su primer dominio .cl“, DF MAS, 12.04.2024).

Por otro lado, Aramco obtuvo un laudo a su favor en un arbitraje ante la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) con una contraparte procedente de la India, Mahesh Gurunathan, en este caso el laudo se conoció el 24 de enero de 2024, y la árbitra Stephanie G. Hartung decidió también a favor de la saudí transfiriéndole el dominio aramco.digital y apuntando la mala fe del demandado: “el hecho de que el Demandado no utilice el nombre de dominio en disputa para ningún otro fin que el de ofrecerlo a la Demandante y en Internet por al menos 200.000 dólares estadounidenses es un claro indicio de que el Demandado registró el nombre de dominio en disputa principalmente con el fin de vendérselo a la Demandante por un importe superior a los gastos documentados de la Demandante directamente relacionados con el nombre de dominio en disputa.”

Junto a éste tiene abierto otro caso ante la OMPI en el que disputa 16 dominios.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.