Real Hearing. Tan real como en el tribunal


Primer caso de reconocimiento de cautelar expedida por un tribunal arbitral extranjero en el Perú. Por Fernando Cantuarias.

Desde hace unas semanas está circulando en el Perú un fallo judicial por demás relevante, expedido por la Segunda Sala Civil Subespecializada en Materia Comercial de la Corte Superior de Lima que, hasta dónde alcanzan mis conocimientos, se trata del primer caso de reconocimiento de una medida cautelar expedida por un tribunal arbitral extranjero en el Perú.

En este caso, en el marco de un arbitraje internacional administrado por la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI) con sede en Washington D.C. (Estados Unidos) en una controversia entre Aguaytía Energy del Perú S.R.L. (“Aguaytía”) con Maple Gas Corporation del Perú S.R.L (“Maple”), el tribunal arbitral integrado por J. Brian Casey, Nigel Blackaby y James M. McGuire dictó una medida cautelar a favor de Aguaytía, por la cual se prohibió a Maple traspasar, ocultar, ceder, gravar, transferir o de alguna forma negociar con sus activos, salvo en el curso ordinario de sus negocios.

Ante ello, Aguaytía solicitó el reconocimiento de la medida cautelar ante el Poder Judicial peruano. Maple no se apersonó al proceso a pesar de haber sido notificado. El 22 de octubre de 2019, la Segunda Sala Civil con Subespecialidad Comercial reconoció la medida cautelar arbitral dictada en el extranjero.

La Corte fundamentó su decisión al amparo de lo previsto en la Ley de Arbitraje peruana y estableció que la Convención de Nueva York no aplica al reconocimiento de medidas cautelares arbitrales extranjeras. La Corte expresó que: “la decisión arbitral que se solicita se reconozca, en sentido estricto no es un laudo extranjero y la Convención de Nueva York no regula expresamente el reconocimiento de decisiones cautelares emitidas por el tribunal arbitral que se halle fuera del territorio del estado donde se quiere ejecutar”.

Sin embargo, a renglón seguido, la Corte analizó lo dispuesto en los artículos 47 y 48 de la Ley peruana de Arbitraje de 2008 que incorporó en esta materia los cambios realizados a la Ley Modelo de UNCITRAL en el año 2006, y dispuso el reconocimiento de la medida cautelar.

Todos sabemos de las limitaciones de la Convención de Nueva York a partir de diversos fallos judiciales que han interpretado su inaplicación a medidas cautelares, y de la dificultad que existe para hacer efectivas medidas cautelares dictadas por tribunales arbitrales en terceros países.

2 Comments

  • Rony Josue Linarez Campos dice:

    Interesante que la Corte peruana aún a pesar de la Convención de Nueva York haya validado la medida cautelar, pero resulta aún más curioso los casos donde un país no reconozca la potestad cautelar de los árbitros (por ejemplo, en Italia se prohíbe salvo que la ley expresamente lo habilite pero para contados casos) y sea en ese lugar donde se tenga que ejecutar la medida, podrían valer argumentos de orden público internacional y hasta un tímido “due process” para hacer ejecutable dicha medida.

  • Interesante que la Corte Peruana haya validado ello a pesar de la Convención de Nueva York, pero resulta también curioso en aquellos países dondé no se reconozca la potestad cautelar arbitral (por ejemplo, Italia, dondé no se reconoce salvo determinados casos, habilitados por ley expresa). Argumentos para hacer válida su ejecución, pueden ser tal vez el orden público internacional o invocar el estirado “due process”. Sería bueno estimado Dr. Cantuarias, si pudiera claro esta compartir la resolución judicial.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.