Otro arbitraje relacionado con las renovables contra España va llegando a su fin, el de la portuguesa Cavalum que ha recibido un laudo parcial en el que el tribunal concluye que España será responsable en la medida en la que el inversor no haya obtenido un rendimiento razonable de sus inversiones.

Cavalum presentó el arbitraje de inversiones ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) en 2015 como propietario de cinco plantas de energía solar en Españal.

La demanda está relacionada con las reformas del gobierno español a las energías renovables y el reclamo de la portuguesa ascendía a 60 millones de euros (casi 70 millones de dólares).

El tribunal, formado por el británico Lawrence Collins (presidente), el canadiense David R. Haigh (árbitro nombrado por los demandantes), y el británico Daniel Bethlehem (nombrado por España), ha emitido su decisión en jurisdicción, responsabilidad y quantum, postergando la resolución sobre la cuantía a un plazo de cerca de un mes en el que las partes tendrán que llegar a un acuerdo.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.