Real Hearing. Tan real como en el tribunal


Panamá ha ganado el arbitraje de inversiones presentado por Bridgestone en octubre de 2016 en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), después de que fuera condenada por el Tribunal Supremo panameño al pago de 5.4$ millones por los daños infringidos a una empresa panameña al intentar proteger su marca.

El tribunal del arbitraje concluyó que la presentación de las demandantes, que pedían 20 millones de dólares, carecía de evidencias de los daños causados acusándolos de reaccionar exageradamente ante la decisión del tribunal nacional. Bridgestone tendrá que abonar a Panamá la parte correspondiente de los anticipos pagados a la administración CIADI, además de 6,5 millones de dólares para costos y gastos legales.

Las subsidiarias estadounidenses de Bridgestone Corporation presentaron la demanda de arbitraje de más de 20 millones de dólares en virtud del Acuerdo de Promoción del Comercio entre Estados Unidos y Panamá de 2007.

Ante la sentencia del Tribunal Supremo panameño, Bridgestone alegó que se le había negado justicia, pero el tribunal del arbitraje, formado por el británido Nicholas Phillips (presidente), el argentino Horacio Grigera Naón y el canadiense J. Christopher Thomas, determinó que Bridgestone había “reaccionado exageradamente” ante la sentencia (“BSJ and BSLS were unlucky to lose in the Supreme Court for the reasons that we have given, but they over-reacted. Faced with allegations of judicial corruption and incompetence of their highest court, Panama was justified in deploying lawyers and experts of high standing to meet the case made against it.“).

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.