Real Hearing. Tan real como en el tribunal


La compañía estadounidense Odyssey ha anunciado la financiación para el arbitraje que disputa con México ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) por el freno a su actividad en el proyecto de explotación de una mina subacuática de fósforo, así como el rechazo al proyecto, por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), alegando daño a la biodiversidad e impacto al hábitat de la tortuga boba y su fuente de alimentación: el cangrejo rojo.

Odyssey, que según este último comunicado reclama más de 2.000 millones de dólares a México, ha informado de que la transacción de financiación le dará capacidad para autofinanciar algunos gastos del litigio en cuestión en lugar de usar financiadores de litigios.

“autofinanciar los gastos para maximizar el importe de cualquier indemnización a Odyssey.”

La razón para decidirse por la autofinanciación y no por un third party funding es, según Odyssey, que confían cada vez más en el resultado del litigio y prefieren “autofinanciar los gastos para maximizar el importe de cualquier indemnización a Odyssey.”

Además de para financiar el litigio los ingresos de la financiación también servirán para pagar parte de la deuda con Minera del Norte, S.A. de C.V.

Laudo en 18 meses
En 18 meses, Odyssey espera tener una decisión sobre el arbitraje con México. En el comunicado anuncia que se encuentran en un momento de las audiencias que les permiten prever un resultado que puede revelarse favorable.

Los amici curiae y este arbitraje

En febrero de este año, Philippe Sands, árbitro designado por México del panel del procedimiento, criticó la exclusión de dos amici curiae decidida por el resto del panel de árbitros del conflicto sobre la solicitud de autorización para realizar una presentación en calidad de parte no contendiente del Centro de Derecho Ambiental Internacional (CIEL) y la de Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Puerto Chale SCL.

Para Philippe Sands fue: “profundamente lamentable que la Mayoría haya decidido que no desea oír a una comunidad que se ve directamente afectada por el resultado del procedimiento” y “solo minará la percepción de legitimidad de este procedimiento”. Y declaró que ambos amici podrían haber aportado “una perspectiva única a cuestiones específicas de hecho y de derecho en esta controversia y que estas perspectivas asistirían al Tribunal.”

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.