Después de que conociéramos el acuerdo llegado por Graña y Montero con el Ministerio Público y la Procuraduría Ad Hoc del caso Lava Jato por el que renunciaba a varios arbitrajes abiertos con Perú, se filtran nuevos detalles del mismo. Las empresas Concar SA y Obras de Ingeniería SA (Obrainsa) asociadas a la trama conocida como Club de la Construcción y que estaban inmersas en arbitrajes con el Gobierno de Cuzco también renuncian a éstos.

Dentro del acuerdo firmado con Aenza, además de desistir de los arbitajes, las empresas Concar y Obrainsa asumirán los gastos de la defensa en los procedimientos incurridos contra Perú, que han ascendido a unos dos millones de soles (ver comunicado del Gobierno Regional de Cusco).

En los arbitrajes interpuestos contra el Gobierno Regional del Cusco se solicitaban 150 millones de soles por la ejecución de las Redes Viales 1 y 3.

El acuerdo preparatorio de colaboración eficaz entre las partes fue suscrito el viernes 21 de mayo entre el Equipo Especial del Ministerio Público y la Procuraduría Ad Hoc del caso Lava Jato con la empresa AENZA, la que reconoce que la antigua empresa Graña y Montero, así como seis de sus exejecutivos, cometieron delitos de corrupción en 16 proyectos de infraestructura.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.