Real Hearing. Tan real como en el tribunal


Tras un periodo de negociaciones de dos años con la compañía holandesa Consolidated Water, el Gobierno mexicano ha llegado a un acuerdo de compra de terreno en Playas de Rosarito (Baja California) donde promoverá una desalinizadora. Se pone fin a un arbitraje de inversiones abierto ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) a través del que la empresa holandesa reclamaba más de 51 millones de dólares.

La adquisición del terreno, por 800 millones de pesos (cerca de 44,5 millones USD), ha sido comunicada por la Secretaría de Hacienda de Baja California. Su secretario, Marco Antonio Moreno Mexía, destacó además que con esta transacción se pone fin al arbitraje de inversiones abierto por Consolidated Water en febrero de 2022 por la rescisión de un contrato APP (Asociación Público Privada) en 2020 para el desarrollo, financiación, construcción y operación del Proyecto Aguas de Rosarito, una planta desalinizadora.

En octubre de 2022, Moreno Mexía confirmó que las negociaciones con la empresa ya habían comenzado con el objetivo de suspender el arbitraje. El procedimiento se ha concluido en CIADI el 31 de mayo de 2024.

Consolidated Water inició el procedimiento reclamando sus inversiones y las de sus filiales mexicanas, N.S.C. Agua, S.A. de C.V. y Aguas de Rosarito, S.A.P.I. de C.V., en el desarrollo de la planta.

El proyecto Aguas de Rosarito es vital en el estado de Baja California para suministrar agua potable a una región que enfrenta una alta escasez de agua.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.