La supresión hace unas semanas del Centro creado con la unión de la London Court of International Arbitration (LCIA) y el Dubai International Financial Centre Arbitration Institute (DIFC) mantiene a la corte de arbitraje inglesa perpleja ante una situación que no da respuesta a algunos puntos críticos. Así lo ha comunicado en una información publicada en su página web.

El 20 de septiembre de 2021 se anunció, a través de Decreto, el plan para crear el Centro Internacional de Arbitraje de Dubai (Dubai International Arbitration Centre, DIAC) con la fusión del Centro de Arbitraje Marítimo de los Emiratos (Emirates Maritime Arbitration Centre) y el Instituto de Arbitraje del Centro Financiero Internacional de Dubai (Dubai International Financial Centre Arbitration Institute, el DIFC-LCIA).

La LCIA explica que el decreto y su rápida promulgación fueron una sorpresa para la institución que no fue consultada ni notificada; e informa de que en abril de 2021 con la promulgación de la Ley nº 5 de 2021 relativa al DIFC, su Instituto de Arbitraje se reconstituyó “de forma coherente con el mantenimiento de la empresa conjunta con la LCIA.” La corte inglesa esperaba la renovación del acuerdo y que se mantuvieran los acuerdos anteriormente vigentes.

“El Decreto establece que todos los acuerdos que prevean el arbitraje en el DIFC-LCIA, que se hayan celebrado antes de la fecha de entrada en vigor del Decreto, se considerarán válidos y eficaces. Asimismo, establece que la DIAC sustituirá a la DIFC-LCIA en el conocimiento y resolución de los litigios derivados de dichos acuerdos, salvo acuerdo en contrario de las partes. El Decreto también prevé un periodo de transición de seis meses”, informa en el comunicado la LCIA y explica que ha mantenido conversaciones con las autoridades de Dubái en relación con el período de transición y para “tratar de garantizar la continuidad de la buena gestión de los casos existentes y futuros en los que las partes hayan acordado en su contrato el arbitraje o la mediación con arreglo al Reglamento DIFC-LCIA.”

El 7 de octubre de 2021, el DIFC emitió, asimismo, un comunicado de prensa en el que se estipula que los casos existentes seguirán siendo administrados por el equipo de trabajo del DIFC-LCIA y la LCIA. Sin embargo, todos los arbitrajes, mediaciones y otros procedimientos de ADR que surjan de acuerdos que hagan referencia al DIFC-LCIA remitidos para su resolución después de la fecha de promulgación del Decreto serán administrados por el DIAC de acuerdo con el Reglamento del DIAC, a menos que las partes acuerden lo contrario.

Entre las cuestiones pendientes que deben resolverse, según la LCIA, están:

  • la situación actual del equipo de trabajo de la DIFC-LCIA,
  • su capacidad para acceder a los fondos que tiene el Instituto de Arbitraje del DIFC en nombre de las partes de los casos existentes DIFC-LCIA y
  • la forma en que las autoridades pretenden equipar a la DIAC para que desempeñe sus nuevas funciones.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.