La Comisión de Arbitraje y ADR de la Cámara de Comercio Internacional (CCI) ha publicado un informe sobre la exactitud de la memoria sobre los hechos de los testigos en el arbitraje internacional.

Este informe considera la pertinencia de analizar cuestiones relacionadas con la memoria de los testigos en el arbitraje internacional y establece algunas medidas que se pueden tomar para proteger la calidad del recuerdo.

El origen de este análisis, según el comunicado de la CCI, parte de una intervención de Toby Landau hablando sobre la ciencia de la memoria humana y destacando su naturaleza frágil y maleable y la facilidad con la que los recuerdos pueden corromperse involuntariamente. El árbitro internacional también cuestionó “si las prácticas que se adoptan comúnmente para la preparación y presentación de pruebas de testigos de hechos en el arbitraje internacional están potencialmente corrompiendo las mismas pruebas en las que se basan los tribunales arbitrales para la resolución justa de las controversias”.

Partiendo de esta intervención, la Comisión, a través de la creación de un grupo de trabajo, decició analizar las medidas prácticas que se podrían tomar para mejorar el valor probatorio de la prueba de testigos en el arbitraje internacional.

En el estudio se ha analizado:

  • la ciencia (con aportes de eminentes psicólogos especializados en memoria humana),
  • la práctica arbitral (con aportes de miembros del Grupo de Trabajo especializados en arbitraje internacional de todo el mundo) y
  • si se podrían hacer modificaciones a las prácticas actuales o se podrían adoptar enfoques alternativos, con el fin de mejorar el valor probatorio de la prueba de testigos de hecho en el arbitraje internacional.

El Informe, que establece algunas medidas que pueden tomarse para proteger la memoria de los testigos, incluye además el estudio encargado al Dr. Kimberley A. Wade del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick en Inglaterra.

Un resumen de las conclusiones ha sido facilitado por la CCI (traducción propia):

a) La ciencia muestra que la memoria de un testigo honesto que testifica en un procedimiento de arbitraje internacional puede distorsionarse fácilmente y, por lo tanto, puede ser menos confiable de lo que espera el testigo, el abogado o el tribunal. Una mayor conciencia de las circunstancias en las que es probable que se produzca una distorsión de la memoria y de las medidas que se pueden tomar para evitarlas será un paso clave para todos los participantes en el proceso de arbitraje.

b) Existen muchas medidas que pueden tomar los testigos, los abogados y los tribunales arbitrales para reducir el riesgo de distorsiones de la memoria testifical y evaluar mejor la importancia del testimonio a la luz de cualquier distorsión. En algunos casos, sin embargo, esos pasos no serán prácticos o, en realidad, pueden reducir en lugar de mejorar la precisión de la evidencia y la eficiencia de su presentación. Por lo tanto, se requiere una evaluación caso por caso (y posiblemente testigo por testigo) para determinar qué pasos son apropiados.

c) Las pruebas de los testigos se presentan en los procedimientos de arbitraje con diferentes propósitos, muchos de los cuales no dependen de la exactitud de su memoria. Cuando la precisión de la memoria de los testigos no es relevante, tampoco lo son las preocupaciones sobre su corrupción.

Consulta el informe: “The Accuracy of Fact Witness Memory in International Arbitration“. ICC Commission Report. Noviembre 2020.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.