Jaime Gallego, socio LALIVE.

La realidad online en el arbitraje internacional

Entre los mayores retos que enfrenta la realidad online en el arbitraje internacional en un primer momento, sin duda, nuestras propias costumbres y actitudes conservadoras en relación con las audiencias. Hemos sido formados bajo un paradigma de audiencias presenciales y muchos no van a querer adaptarse. Las audiencias presenciales ofrecen ventajas en cuanto a comodidad y mayor fluidez en la interacción, pero estamos viendo que es perfectamente posible celebrar incluso audiencias de testigos online con la tecnología actual y que pueden tener sus propias ventajas. Por ejemplo, si las cámaras de video están bien situadas con respecto a cada interlocutor, se puede ver muy de cerca las reacciones de cada uno, incluso mejor que en una audiencia presencial (asumiendo que la conexión y la tecnología es la adecuada). Además, es fácil grabar las sesiones para su posterior análisis y por supuesto está el ahorro significativo en cuanto a viajes.

es una cuestión de tiempo que se presenten como prueba los resultados de los análisis faciales de testigos y peritos en el contexto de un contrainterrogatorio

Segundo, nos enfrentaremos a los análisis informáticos de las expresiones faciales de los testigos y peritos. Ya existe esta tecnología, la cual se está utilizando en el campo de los recursos humanos, por ejemplo, y solo es una cuestión de tiempo antes de que se presenten como prueba los resultados de estos análisis en el contexto de un contrainterrogatorio. ¿Cómo reaccionará un tribunal si se alega que un programa de ordenador estima que un testigo ha faltado a la verdad ante una pregunta con un 90% de probabilidad? ¿Debe admitir esa prueba en primer lugar? Si se admite, ¿qué valor le debe dar? Se deberá dar a la contraparte una oportunidad para realizar sus comentarios y entregar su propio análisis informático. Pero luego, ¿deben los árbitros tener sus propios programas o contratar a un tercero que haga un análisis con varios programas distintos que consideren fiables? Todo esto puede complicar el proceso y diezmar el ahorro en costos por la menor necesidad de viajar.

Arbitraje internacional y Covid19
En muchos casos se ha planteado si se tenían que posponer las audiencias hasta que pudiesen ser celebradas de forma presencial. Esto ha causado retrasos, incluso si luego se ha decidido proceder de forma telemática.

Es bien sabido que la crisis del Covid19 tendrá como consecuencia un aumento considerable de los arbitrajes a corto-mediano plazo, tanto comerciales como de inversión y en una amplia gama de sectores a nivel mundial. A más largo plazo, la disminución de la actividad económica tendrá un efecto negativo.

Un aspecto que se ha visto muy afectado es el de las oportunidades de promoción de los abogados más jóvenes fuera de los despachos. En los últimos años, las oportunidades de hablar en público han incrementado sustancialmente con las actividades -40 de las asociaciones arbitrales. Pero con el Covid19 hemos experimentado una saturación de webinars que cuentan con las personas con los perfiles más desarrollados. Ante esta realidad, los jóvenes han tenido menos oportunidades.

Una nueva para la formación

La aceleración de la informatización del arbitraje internacional sin duda tiene sus ventajas y desventajas, pero es una realidad a la que nos vemos abocados a adaptarnos si queremos ofrecer el mejor servicio posible. Entre otras cosas, tendremos que repensar cómo formamos adecuadamente a nuestros más jóvenes abogados en un contexto en el que hay menos interacción personal en la oficina. Los despachos de abogados de mayor tamaño también tendrán que reflexionar sobre cómo mantienen una cultura particular en un contexto de mayor deslocalización.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.