Real Hearing. Tan real como en el tribunal


Un tribunal de arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid ha dado la razón a la compañía gallega Greenalia en el procedimiento en el que las empresas Acciona e Imasa le reclamaban 27 millones de euros. Greenalia contrademandó por 14 millones. El tribunal ha concedido a la gallega 6,2 millones de euros.

El conflicto se generó tras la rescisión del contrato con Acciona e Imasa por los retrasos en la entrega de la instalación. El contrato fue adjudicado en 2018 al consorcio Acciona-Imasa y contemplaba la construcción, operación y mantenimiento durante 15 años de la planta de biomasa de Teixeiro, en Curtis, que comenzó a operar en el primer trimestre de 2020.

Según prensa gallega, tras la rescisión del contrato, Greenalia procedió a ejecutar avales por 8,2 millones de euros para compensar la pérdida de ingresos por venta de energía producida por los retrasos (ver “Greenalia gana la batalla a Acciona por la planta de biomasa de Curtis y salva una reclamación millonaria“, Cristina Díaz Pardo, Economía Digital Galicia, 25.04.2024).

Las demandantes en el arbitraje, Acciona e Imasa, reclamaban una resolución injustificada del contrato, el derecho a una ampliación de plazo en el proyecto, una compensación por una mayor permanencia y evitar penalizaciones. Greenalia contrademandó reclamando 14 millones y el tribunal finalmente le ha concedido 6,2 millones.

La planta de biomasa de Curtis-Teixeiro es la más importante de estas características del sur de Europa y es el segundo proyecto energético de Greenalia.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.