Real Hearing. Tan real como en el tribunal


El Third Party Funding (TPF) o, si lo preferimos en español: la financiación de terceros de arbitrajes internacionales es cada vez más normal en España. Según las conclusiones de la jornada “Financiación de arbitrajes. Compraventa de laudos. ¿Qué quieres saber?”, en el marco de los eventos conocidos como Little Open y celebrados mensualmente en Madrid, actualmente un 30% de las empresas españolas se plantean acudir a la financiación de sus arbitrajes internacionales. Un siguiente reto que enfrentan los fondos de financiación es el arbitraje doméstico.

El evento fue moderado por César Cervera, socio director y cofundador de Rockmond Litigation Funding Advisors y, entre otros, se concluyó que superar problemas de liquidez, evitando hacer provisión de fondos y gastos a futuro es una de las principales ventajas que pueden encontrar las empresas al acudir a esta financiación.

Coste, tiempo y riesgo

Para Antonio Bravo, socio de Eversheds Sutherland Nicea: “Las exigencias para acudir a la financiación son tres: coste, tiempo y riesgo. Cuanto más alto es el coste, más interesante resulta. Igualmente para procesos largos en el tiempo y que tengan un riesgo alto”, concluyendo que a partir de 10 millones de euros es razonable acudir al TPF, aunque también se puede reducir hasta cinco para determinados casos.

También intervinieron como ponentes en el debate: Marina Pozas, Group General Counsel de Moove Cars; Jesús Esparza, director de Asesoría Jurídica en Eurofinsa, y Clara Cerdán, General Counsel & Secretary of the Board de Grupo FerroAtlántica.

Una de las características de la financiación es la exigencia que se traslada a la operación por el requerimiento de información pormenorizada que demanda el fondo financiador y la extensión que se hace del conflicto al ámbito internacional, al tratarse los fondos de entidades con lazos transnacionales.

Según las intervenciones en la jornada, el beneficio que recibe el fondo financiador estaría entre el 15 y el 30% de lo obtenido con el laudo y el éxito de los arbitrajes financiados se movería en el entorno del 40%, considerando laudo favorable y cobro de la cantidad establecida.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.