Real Hearing. Tan real como en el tribunal


El estudio “Foreign investor protections in the Trans-Pacific Partnership“, auspiciado por el Canadian Centre for Policy Alternatives examina los privilegios especiales que, a través del sistema de arbitraje inversor-Estado propuesto (ISDS), se daría a los inversores extranjeros en el ámbito del TPP, Alianza TransPacífico, que sería el mayor acuerdo comercial de la historia.

Como ejemplo, en el desarrollo del estudio se citan como casos de arbitraje de inversiones emblemáticos en los que se han atacado leyes y políticas legítimas, los casos de Philip Morris -contra las medidas antitabaco- y Australia o Uruguay; o -en relación con conflictos mineros y el acceso a los acuíferos de una región- el de Pacific Rim contra El Salvador.

Entre las conclusiones del estudio, el autor, Gus Van Harten -profesor del Osgoode Hall Law School of York University- destaca la debilidad de los Estados ante el derecho a la compensación por la interferencia de leyes, regulaciones u otras decisiones sobre los intereses del inversor, que este considere injustas.

En palabras de Van Harten: “Los promotores de acuerdos como el TPP a menudo afirman que los inversores extranjeros necesitan una protección especial por una u otra razón, pero en mi experiencia las afirmaciones no vienen, como debe ser, con pruebas convincentes de un beneficio correspondiente para el público.”

 

 

 

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.