La posibilidad del arbitraje entre la china China Harbour Engineering Company (CHEC) y Costa Rica por diferencias en la interpretación de un contrato vial, era sopesada por el Ministerio de Obras Públicas costarricense a finales del año pasado. Ahora, su titular sitúa el arbitraje internacional como última opción para resolver el conflicto.

Las diferencias relacionadas con el contrato de ampliación de la Ruta 32 en Costa Rica, relacionadas con el arreglo de diferentes pasos, puentes o accesos que CHEC se niega a construir por alegar que su obligación solo sería la construcción de nuevas estructuras, se preveía como posible arbitraje a finales de 2020, anunciado por el propio Ministerio de Obras Públicas costarricense.

Sin embargo, las últimas declaraciones del titular de este Ministerio, Rodolfo Méndez, indican que el Gobierno de Costa Rica contempla el recurso al arbitraje internacional como última opción ante la petición de CHEC de solicitar un nuevo contrato.

Méndez, en declaraciones recogidas por La Republica explica que el contrato está vigente, debe cumplirse y así lo exigirán (“Arbitraje sería la última opción para subsanar diferencias con CHEC sobre ruta 32“, La República, 09.06.2021).

Las prórrogas, las expropiaciones necesarias, la incidencia sobre otras obras… han rodeado a esta concesión que tiene origen en un contrato de 2013 y cuyo coste está en parte financiado por Eximbank de China.

 

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.