La Svea Court of Appeal (corte sueca de apelación) no remitirá la validez del laudo del arbitraje Novenergia – España al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para que este pudiera decidir  la validez del laudo y su compatibilidad con la ley europea.

Ya en abril de 2019, la corte sueca concluyó que no estaba justificada la solicitud al TJUE para aclarar si el artículo 26 del el Tratado de la Carta de la Energía (TCE) es aplicable entre los estados miembros de la Unión Europea, y si fuera el caso, si este artículo es compatible con la ley primaria de la Unión Europea. Un poco más de un año después el tribunal vuelve a negar a España la solicitud de una resolución preliminar del Tribunal europeo.

El laudo arbitral condena a España a indemnizar a Novenergia II – Energy & Environment (SCA) con 53,3 millones de euros.

Esta semana el tribunal federal de la Corte de Distrito de Columbia del caso “Novenergia II – Energia & Environment (SCA) v. Kingdom of Spain” recogió el aviso con respecto a la decisión de la corte sueca en el procedimiento.

En enero de 2020 la jueza Tanya S. Chutkan encargada del caso concedió a España la pausa en el procedimiento de ejecución del laudo con NovEnergia. La decisión de la jueza Chutkan conllevaba que las partes presentaran un informe conjunto tras cualquier decisión del tribunal de Svea en tres días hábiles.

El arbitraje NovEnergia-España

Novenergia, que presentó la demanda contra España ante la Stockholm Chamber of Commerce, SCC, en 2015, reclamaba 60,4 millones de euros invocando el Tratado de la Carta de la Energía por las reformas normativas de 2013 que reducían los incentivos a la generación de energía renovable impulsados por el Gobierno español en 2000 y 2005.

El arbitraje fue administrado bajo el Reglamento de la  SCC y el tribunal lo componían el sueco Johan Sidklev (presidente), el italiano Antonio Crivellaro, designado por la demandante, y el mexicano Bernardo Sepúlveda Amor, designado por España.

En mayo de 2018, el Tribunal consideró que las medidas tomadas (relacionadas con la reforma energética de las renovables) fueron radicales e inesperadas.

En esos días se conoció la decisión de la Corte de Apelaciones sueca de suspender de manera indefinida el laudo tras un recurso presentado por el Gobierno español. El tribunal sueco tuvo en cuenta la decisión sobre “Achmea”.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.