Real Hearing. Tan real como en el tribunal


El II Encuentro de los Grupos de Trabajo de CIAM-CIAR finalizó con éxito de convocatoria, y con la presentación de propuestas de los diferentes equipos de estudio por sectores que también escucharon las percepciones de los usuarios finales del arbitraje.

La especialización del arbitraje se volvió a destapar como una de las grandes ventajas de esta herramienta que capacita a los árbitros para entender mejor las controversias sectoriales y, como consecuencia de ello, acelerar los procedimientos hacia una solución.

También se puso de manifiesto en algunos de los paneles la importancia de la redacción de la cláusula  y el hecho de que cuando los criterios de los profesionales no son los correctos o nadie conoce bien las implicaciones del texto, el resultado pueden ser cláusulas patológicas.

Los profesionales intervinientes también destacaron lo significativo, para los usuarios del arbitraje, de controlar las etapas y los plazos y de tener la certidumbre para obtener un resultado en un periodo limitado desde el inicio del procedimiento.

Control del procedimiento por la institución

El papel fundamental de las instituciones también rodeó a las diferentes temáticas debatidas. La eficiencia y la flexibilidad de la Secretaría General, la neutralidad, la confiabilidad en el equipo y la percepción de que la institución tiene controlado todo el procedimiento son fundamentales para el arbitraje.

Durante los días 6 y 7 de junio se sucedieron los debates y las ponencias de los grupos de trabajo en: Economía Digital, Seguros, Corporativo, Turismo y Hoteles, Marítimo, Construcción e Ingeniería, Inversión y con Estados, Bancario, Peritos y Energía.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.