Real Hearing. Tan real como en el tribunal


La decisión de los jueces del Tribunal Supremo de EE.UU. tardará todavía en conocerse después de que el 30 de septiembre de 2021 aceptara revisar una decisión del Noveno Circuito que confirmó la sentencia de un tribunal inferior de que el Thyssen Bornemisza no infringió las leyes al adquirir el cuadro, robado por los nazis, “Rue St. Honoré, après midi, effet de pluie” de Camille Pissarro, ya que no quedó demostrado que la Fundación del Museo Thyssen-Bornemisza adquiriera el cuadro de Camille Pissarro sabiendo que fue robado a la familia Cassirer.

Los jueces estadounidenses no están seguros de su decisión ante la elección de la jurisdicción a aplicar. Mientras los tribunales inferiores han dado la razón hasta la fecha a la parte española, el Tribunal Supremo debe decidir sobre el asunto que se ha alargado en los tribunales durante años. Se prevé que la conclusión se alargue aún unos meses.

“Rue St. Honoré, après midi, effet de pluie”

La obra pertenecía en 1939 a Lilly Cassirer, que se vio forzada a entregarla a los nazis por un insignificante precio a cambio de un permiso para salir de Alemania. Tras pasar por distintos propietarios, finalmente el cuadro fue adquirido en 1976 por el Barón Thyssen-Bornemisza, que a su vez se lo vendió a la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza en el año 1993.

Los Cassirer solicitan que se revise la decisión que permite a la Fundación de la Colección Thyssen-Bornemisza conservar el cuadro.

La pintura tiene un gran valor dentro de la obra de Camille Pissarro (se cifra entre 30 y 40 millones de dólares) pues se trata de una de las pocas representaciones metropolitas del impresionista. Apenas 15 cuadros completan la serie, de la que este cuadro forma parte, que Pissarro desarrolló desde la ventana de su hotel en París.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.