La sexta ronda de negociaciones sobre la modernización del Tratado de la Carta de la Energía (TCE) ha tenido lugar del 6 al 9 julio, uno de los puntos clave tratados ha sido lo relacionado a la protección de las inversiones.

Uno de los principales objetivos para la modernización del TCE es actualizar las normas de protección de las inversiones y garantizar que el tratado facilite la acción climática y la transición energética de la UE en consonancia con el Pacto Verde Europeo y el Acuerdo de París.

En este contexto, por lo que respecta a la protección de las inversiones, según la comunicación hecha por la Unión Europea se han logrado avances significativos en la mayoría de las disposiciones, y para algunos temas, la Secretaría del TCE seguirá elaborando nuevos textos de compromiso o documentos oficiosos con el fin de seguir avanzando y reducir las cuestiones pendientes.

En la comunicación pública hecha desde la web del Tratado de la Carta de la Energía se explica que con respecto a los temas sobre protección de inversiones: “las Partes Contratantes avanzaron considerablemente en las definiciones de “inversión” e “inversor”, en la “Definición de expropiación indirecta”, así como en la “Denegación de beneficios””.

Se alcanzó gran consenso sobre la “Aclaración de la “protección y seguridad plena (most constant protection and security)”, la “Compensación por pérdidas”, la “Cláusula de NMF (Nación Más Favorecida)” y las “Transferencias relacionadas con las inversiones”.

El Grupo de trabajo para la modernización del TCE siguió estudiando la introducción de un lenguaje para el tratado que preserve el “Derecho a regular”.

En cuanto a la “Definición de Trato Justo y Equitativo (FET)”, las Partes Contratantes llegaron a la conclusión de que este tema será objeto de un debate más detallado.

La próxima ronda de negociaciones tendrá lugar en septiembre de 2021.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.