Real Hearing. Tan real como en el tribunal


El conflicto por el proyecto de irrigación Majes Siguas II, parado durante años, ha acabado finalmente en un arbitraje presentado, a finales de agosto, por el Gobierno Regional de Arequipa contra la concesionaria Angostura Siguas, de la española Cobra, ante el centro de arbitraje de la Cámara de Comercio de Lima. Cobra podría recurrir al arbitraje de inversiones del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI).

La decisión ha sido tomada por el Gobierno Regional tras agotar la vía del trato directo, rechazada por Cobra a mediados de agosto, según ha explicado Rohel Sánchez, gobernador de Arequipa a la prensa peruana (“Gore Arequipa va a arbitraje contra Cobra por Majes Siguas II“, La República, 01.09.2023).

A mediados de agosto, Cobra notificó la activación del mecanismo de caducidad del contrato de concesión debido a los incumplimientos del concedente (ver “Majes Siguas II: la disputa epistolar entre GRA y Cobra que conduce al arbitraje inevitablemente“, El Búho.pe, 21.08.2023). En el último párrafo de la misiva, Cobra expresaba que: “la presente comunicación no podrá ser entendida como renuncia a ninguno de nuestros derechos, de los que hacemos expresa reserva.”

En julio de 2023, la presentación de un nuevo gerente ejecutivo de la Autoridad Autónoma de Majes (Autodema), tras la renuncia de Huber Valdivia, sirvió para que Rohel Sánchez hablara de la situación con la concesionaria y de los encuentros mantenidos también con el Ministerio de Economía y Finanzas del Perú para afrontar la estrategia ante un posible arbitraje internacional.

En declaraciones recogidas por La República, Sánchez explicaba que: “es muy probable que lleguemos a una controversia internacional. Entonces ya no solo es un conflicto de la región Arequipa, sino que también del Estado peruano y se tiene que coordinar la estrategia a ser utilizada” (ver “Todo lo que se informe sobre proyecto Majes II será por escrito“, La República, 15.07.2023).

El conflicto

El 1 de octubre de 2021 la concesionaria Angostura Siguas, del Grupo Cobra, informó a Perú y al Gobierno Regional de Arequipa que se retiraría del proyecto Majes-Siguas, de regulación y derivación de recursos hídricos, tras no conseguir respaldo ni garantías del Estado peruano para la financiación; y después de sucesivos incumplimientos en los plazos. Cobra pedía la caducidad del contrato.

El plazo para firmar una adenda de incremento de presupuesto al contrato del proyecto y evitar el recurso del arbitraje finalizaba el 30 de octubre.

Sin embargo, el plazo concedido por la empresa se fue incrementando. Las pérdidas de la concesionaria Angostura Siguas se cifraban en 2020 en 67 millones.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.