Real Hearing. Tan real como en el tribunal


Almaden anuncia la financiación del arbitraje de inversiones iniciado contra México por hasta 9,5 millones de dólares en el marco del Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP). La minera, junto a Almadex Minerals, reclama 200 millones USD.

En el comunicado, la minera canadiense informa de que con esta financiación asegura proseguir el arbitraje internacional contra México. Almaden no desvela el nombre del financiador pero sí aclara que se trata de un “proveedor líder de financiación legal” y que el acuerdo le facilita una línea de crédito disponible para su utilización inmediata para reclamar daños y perjuicios por las acciones de México “que bloquearon el desarrollo del proyecto de Ixtaca y, en última instancia, terminaron retroactivamente las concesiones mineras de la empresa, causando la pérdida de las inversiones de la empresa en México.”

A través del acuerdo de financiación espera cubrir todos los costes legales, judiciales y de expertos externos en las demandas, así como algunos gastos operativos corporativos que puedan ser necesarios. La financiación es reembolsable en caso de que el laudo permita la recuperación por daños y perjuicios en contra de México.

Según Almaden: “El volumen de la financiación y la calidad del del proveedor son testimonio de la solidez de las reclamaciones legales de la Compañía contra México.”

Acuerdo de gestión de litigios entre Almaden y Almadex
Almaden ha acordado con Almadex y su filial mexicana agilizar la gestión del procedimientos de arbitraje mediante la celebración de un acuerdo a través del que asumirá los costes iniciales del arbitraje y dirigirá todo el proceso en nombre de todas con ciertas limitaciones. Almadex seguirá siendo parte en el arbitraje y continuará cooperando y apoyando el proceso.

La controversia

La controversia surge en relación con la inversión de las canadiense en el proyecto Ixtaca. Almaden denuncia la violación de México de sus obligaciones de protección de las inversiones:

  • la declaración de nulidad de los títulos mineros del Proyecto por parte de la Secretaría de Economía de México;
  • la reevaluación por parte de Economía de las solicitudes originales de los títulos mineros, considerándolas deficientes e inviables, contradiciendo su posición anterior y violando el derecho de la Empresa y de su filial (Almadex) a modificarlos o complementarlos; y
  • el retraso y posterior negativa de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de México a expedir el Manifiesto de Impacto Ambiental del Proyecto.

Ixtaca, ubicado en Ixtacamaxtitlán en la Sierra Norte de Puebla, México, es un polémico proyecto de minería a cielo abierto, de oro y plata, bajo la lupa de organizaciones que defienden a las comunidades locales y que denuncian daños y violaciones a los derechos al agua, al medio ambiente y a la salud.

Las comunidades locales se han mantenido en contra de la mina desde hace años y organizaciones como Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida, Atcolhua, Cesder, Imdec, Fundar y el Consejo Tiyat Tlali han apoyado la oposición.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.