El arbitraje entre Novenergia y España interpuesto por la primera ante la Corte de Arbitraje de la Cámara de Estocolmo en 2015 ha finalizado dando la razón al fondo inversor registrado en Luxemburgo, y condenando a España al pago de 53,3 millones de euros.

La demanda de arbitraje de la luxemburguesa, que reclamaba 60,4 millones de euros y que cuenta con inversión en siete plantas fotovoltaicas en España, invocaba el Tratado de la Carta de la Energía de 1994 y fue presentada en 2015 por las reformas normativas de 2013 que reducían los incentivos a la generación de energía renovable impulsados por el Gobierno español en 2000 y 2005.

El arbitraje ha sido administrado bajo el Reglamento de la Stockholm Chamber of Commerce (SCC) y el tribunal lo componían el sueco Johan Sidklev (presidente), el italiano Antonio Crivellaro, designado por la demandante, y el mexicano Bernardo Sepúlveda Amor, designado por España.

Según información publicada por El Confidencial, que ha tenido acceso al laudo, los árbitros habrían tachado las medidas tomadas por España de “radicales e inesperadas” (ver “Radical, drástica e inesperada: las razones contra España en la nueva condena renovable“, Juan Cruz Peña, El Confidencial, 20.02.2018) y, además, obliga a España a asumir las costas del litigio por 2,6 millones de euros.

El despacho que ha representado a Novenergia es Latham & Walkins.

España ha sido representada por la Abogacía General del Estado.

39 arbitrajes contra España

En total son 39 los arbitrajes contra España interpuestos en distintos foros y bajo diferentes reglamentos, aunque el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones, Ciadi, con 29 es la corte de arbitraje internacional que más demandas contra España registra en su seno.

Consultar el listado de demandas de arbitraje presentado ante el Congreso de los Diputados el 7 de noviembre de 2017.

Arbitrajes de las renovables contra España contrarios al Derecho de la Unión

Por otro lado, en noviembre de 2017 la Comisión Europea se pronunció sobre la situación que vive España en relación a los numerosos arbitrajes fruto de las reformas energéticas emitiendo la Decisión C(2017) 7384, el 10 de noviembre de 2017, enmarcada en el ámbito del procedimiento iniciado en diciembre de 2014 contra España de apoyo a la generación de electricidad a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y desperdicio (State aid SA.40348 Support for electricity generation from renewable energy sources, cogeneration and waste).

En la Decisión citada, se explica cómo la mayoría de los arbitrajes contra España han sido iniciados por inversores de otros Estados de la UE, por lo que esta situación es contraria al Derecho de la Unión. Esta sería la situación de Novenergia cuya sede está en Luxemburgo, país miembro de la UE.

Ver: Comisión Europea: Arbitrajes de las renovables contra España contrarios al Derecho de la Unión

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.