Globalvia, que ha comunicado la adquisición de las acciones de Kutxabank y Abanca en Itínere, reclama a Sacyr el cumplimiento de su compromiso. La constructora alega que decidirá, tras el levantamiento de medidas cautelares impuestas por un tribunal de arbitraje, la transmisión de su participación.

El pasado 17 de octubre, Globalvia comunicó a través de una nota de prensa la adquisición de las acciones de Kutxabank y Abanca en Itínere lo que la convierte “en accionista de la plataforma española de infraestructuras que gestiona 609 kilómetros de autopistas de peaje repartidos en 7 concesiones situadas en la zona noroeste de España.”

En relación a la participación de Sacyr en Itínere, según la comunicación:”Tras la no comparecencia de Sacyr al cierre de la operación, Globalvia continuará con las acciones legales para exigir judicialmente a Sacyr el cumplimiento del compromiso de venta que Kutxabank y Abanca sí han atendido y que contemplaba una indemnización de 100 millones de Euros por incumplimiento.”

En la nota de prensa se explica que: “El origen de esta transacción está en el acuerdo alcanzado el pasado 27 de julio, entre Globalvia, Sacyr, Abanca y Kutxabank para la compra conjunta e indivisible de las acciones de las tres compañías en Itínere, representativas del 55,6% del capital.  La operación fijó un valor de 1.300 millones de euros para el 100% del capital social y se determinó una indemnización de cien millones de euros para aquella parte que lo incumpliese.

Por su parte, Sacyr, a través de otro comunicado, ha explicado que: “se ha presentado para el cierre de la operación con Globalvia y ha expresado que existen unas medidas cautelares que impiden la transmisión de su participación”.

Según la nota de prensa, publicada en su web, Sacyr explica que: “en cumplimiento de sus obligaciones legales y al igual que lo hizo cuando fue citado por APG-Corsair para la venta de su participación en Itínere, se ha presentado en la notaría en la que ha sido citado y ha manifestado la existencia de unas medidas cautelares impuestas por una corte arbitral que impedían la transmisión de dicha participación.”

Y comunica que decidirá previo análisis legal y jurídico sobre la venta de su participación del 15,5% en Itínere cuando “se levanten las medidas cautelares”.

Arbitraje abierto

El 26 de septiembre, un grupo de fondos de inversión encabezados por el fondo estadounidense Corsair presentó una demanda de arbitraje ante la Corte de Arbitraje de Madrid para impedir que Globalvia adquiera las participaciones en Itínere de Sacyr, Abanca y Kutxabank.

Según diferentes fuentes, con esta acción Corsair buscaría impedir que Globalvia adquiera las participaciones de la constructora española Sacyr (15,5%) en Itínere, lo que supondría el control de más del 55% del accionariado

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.