Real Hearing. Tan real como en el tribunal


La compañía ecuatoriana Frutadeli ha ganado un arbitraje administrado por el Tribunal de Arbitraje de San Petersburso contra una empresa rusa de importación, Troya Import, que negaba la existencia de contrato entre las partes y que los plátanos recibidos fueron suministrados por otro proveedor.

Según el medio ruso Delovoy Peterburg, el tribunal consideró que el contrato se había celebrado, ya que las partes habían mantenido correspondencia sobre las condiciones de entrega, el demandante había enviado un borrador de contrato al demandado y se habían empezado a cumplir sus obligaciones contractuales. Troy Import no pudo confirmar ante el tribunal su versión de la compra de plátanos a otro proveedor (ver “Поставщик фруктов из Эквадора взыскал с петербургской компании $749 тысяч“, Дмитрий Маракулин, 05.07.2024).

El laudo concede a Frutadeli 749.000 dólares por el suministro de plátanos, incluyendo intereses. Las partes celebraron un contrato de suministro de plátanos en 2018 por el que en noviembre y diciembre de 2020, la compañía ecuatoriana sirvió a Troya Import con seis lotes de mercancía.

Frutadeli confirmó la entrega a través de un certificado del agente portuario Baltic Shipping Agency Ltd que contemplaba la recepción de la mercancía y su descarga en el puerto de San Petersburgo, pero la compañía ecuatoriana solo recibió algo más de 5.000 dólares.

Troya Import no negó haber recibido los plátanos, pero impugnó el hecho de que se hubiera celebrado el contrato y argumentó que la fruta le fue suministrada por otra empresa de Ecuador, Damascoswett.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.