La compañía portuguesa de medios Cofina ha sido demandada a través de arbitraje por el grupo español Prisa que comenzó su inversión en medios portugueses hace ahora 15 años y reclama 10 millones de euros que fueron depositados como garantía de una compraventa que rechazó en marzo la portuguesa.

Según el comunicado notificado a la Comissão do Mercado de Valores Mobiliários de Portugal el 15 de abril de 2020, Cofina recibió una Solicitud de Arbitraje de Promotora de Informaciones, SA (Prisa) ante la Cámara de Comercio e Industria portuguesa (CCIP).

Prisa reclama que el derecho a ser entregados los 10 millones de euros depositados como un “pago inicial”, garantía de una operación de compraventa que Cofina rompió unilateralmente en marzo de 2020 argumentando “mala fe” por parte de Prisa (ver “La batalla a muerte entre Prisa y el grupo portugués Cofina acabará en los tribunales“, José Alves, CapitalMadrid, 25.03.2020).

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.