Hace varias semanas, Masdar anunció su renuncia a los 80 millones de euros del laudo que le favoreció en el arbitraje de inversiones mantenido con España por las reformas energéticas de las renovables. Ahora, nuevos inversores se acogen al Real Decreto sobre la nueva retribución a las explotaciones de energía renovable impulsado por el Gobierno español.

Para acogerse a la medida los inversores deben renunciar a la percepción de la compensación, continuación o reinicio de los procedimientos que estén en curso. El plazo ha sido ampliado por el gobierno al 18 de diciembre de 2020.

Los arbitrajes afectados y de los que algunos inversores darán el paso de acogerse al Real Decreto de explotaciones de energía renovable son:

  • el de PV Investors, administrado ante la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) y cuya demanda de 1.900 millones de euros fue reducida en el laudo final a 91 millones de euros: uno de sus inversores Element Power Holdings BV ha renunciado a la indemnización para acogerse a la nueva retribución a las renovables, junto a otros inversores de la misma demanda.
  • el de Stadtwerke München y otros, que fue el primer laudo que favoreció a España sujeto ahora a un procedimiento de anulación abierto por los inversores en el Centro internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI); y
  • el de RREEF, en el que los demandantes obtuvieron 67 millones de dólares de los 512 reclamados, y que también se encuentra en un proceso de anulación en CIADI, en este caso abierto por España.

El Real Decreto sobre la nueva retribución a las explotaciones de energía renovable, aprobado en noviembre de 2019 en Consejo de Ministros, mantendrá la retribución de más del 7% hasta 2031 a todas las instalaciones afectadas por la reforma energética de 2013. Esta medida se contemplaba ya en el anteproyecto de ley aprobado en diciembre de 2018 por el anterior Gobierno.

Uno de los párrafos de la comunicación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico explica que: “Para fijar un marco retributivo estable a las instalaciones afectadas por modificaciones del régimen económico del sistema eléctrico y contribuir a poner fin a los procedimientos existentes, el Real Decreto- ley da la opción a sus titulares de que el valor sobre el que girará la rentabilidad razonable establecida para el primer periodo regulatorio, el actual, quede fijado durante los dos periodos regulatorios que se sucedan, de manera consecutiva, a partir del 1 de enero de 2020, para aquellas instalaciones anteriores al Real Decreto-ley 9/2013. Es decir, mantendrán una rentabilidad razonable por sus instalaciones del 7,398% hasta 2031. ”

Y añade que: “Esta medida no será de aplicación cuando exista el derecho a percibir una indemnización como consecuencia de una sentencia firme o un laudo arbitral definitivo, o se mantengan abiertos los procesos arbitrales o judiciales en curso, salvo que se acredite renuncia fehaciente a la percepción de dicha compensación, continuación o reinicio de dichos procesos.”

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.