La creación de un royalty a las minas de cobre y de litio en Chile es casi una realidad. La iniciativa, que se lleva fraguando desde hace años ha sido aprobada esta semana por la Cámara de Diputados de Chile con mayoría de 91 votos, en contra de la opinión del gremio minero que denuncia que esta aprobación amenaza la seguridad jurídica de los inversores.

La iniciativa pretende recaudar nuevos tributos de la industria minera ante un mayor precio de los minerales en tiempos recientes, y establece un royalty minero por la explotación de litio y cobre que equivale al 3% del valor nominal de lo extraído.

La Sociedad Nacional Minera de Chile (Sonami) ha lamentado esta decisión. Su presidente Diego Hernández explica que “El parque productivo ha demostrado ser un gran patrimonio nacional que ha ayudado al país en esta crisis y está llamado a jugar un rol fundamental en la recuperación de la economía post pandemia. Para recuperar la inversión, es fundamental enviar señales claras de seguridad jurídica”.

Por su parte el presidente del Consejo Minero Joaquín Villarino pidió a los diputados “mirar a largo plazo” porque el sector minero es clave en la economía chilena y explicó que comparando la situación con otros países: “estamos en un período de incertidumbre, no generemos más”.

El proyecto de ley de royalties busca mayor recaudación para el Estado chileno. Según el ministro del ramo Juan Carlos Jobet la recaudación casi se hubiese doblado de 2004 a 2014 con el nuevo proyecto de ley.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.