La canadiense Americas Gold and Silver y el Gobierno mexicano han llegado a un acuerdo que soluciona el conflicto por el que la mina San Rafael se ha mantenido cerrada durante más de un año, y que llevó a la minera a valorar recurrir a arbitraje contra México.

El pasado mes de marzo, la minera canadiense Americas Gold and Silver confiaba en que las negociaciones entre Canadá y los ministerios de Exteriores y Economía mexicanos dieran sus frutos para evitar el arbitraje con México por la situación provocada en la mina San Rafael (Cosalá, Sinaloa) operada por su filial Triturados Mineros del Noroeste SA de CV.

El conflicto fue ocasionado por el bloqueo de la mina por un grupo de gente, entre los que se encontraban algunos de sus trabajadores entre 2019 y 2020, y la empresa denunció presiones sindicalistas.

La Secretaría de Economía del Gobierno de México ha emitido el comunicado conjunto en el que comunica la reapertura de la mina tras meses de negociación y amenaza de arbitraje: “El Gobierno de México, mediante las secretarías de Gobernación, Economía, y Trabajo y Previsión Social, facilitó diversas mesas de negociación, en las que, por medio del diálogo abierto, las partes llegaron a un acuerdo que soluciona el conflicto que había mantenido cerrada la mina.”

Desde inicios de 2021, las partes han celebrado una serie de reuniones y discusiones según los que la minera Americas Gold: “acordó un marco para recuperar el acceso a las operaciones y hacia un reinicio de la actividad sostenible en las Operaciones Cosalá”.

El clima hacia el inversor instaurado en México ha llevado a otras mineras, como es el caso de First Majestic, a solicitar arbitraje contra el Gobierno mexicano relacionado con una disputa fiscal y acusándolo de ignorar sus obligaciones bajo varios tratados internacionales.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.