El XIII Encuentro Empresarial Iberoamericano representa un hito, en estos momentos, dentro de la serie de eventos previos a la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno organizado por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), el Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB) y la Confederación Empresarial Andorrana (CEA). En él el sector empresarial de la región se plantea la transformación bajo el paraguas de la sostenibilidad y la innovación.

A continuación, un resumen de las intervenciones durante la jornada de inauguración del evento celebrado en Andorra y que fue pospuesto tras su cancelación en octubre de 2020 por la situación pandémica global.

Tras la presentación de Conxita Marsol, alcaldesa de Andorra la Vella, Gerard Cadena, presidente de la Confederació Empresarial Andorrana, CEA, y del Consejo de Empresarios Iberoamericanos, CEIB, comenzó las intervenciones explicando cómo el reto del coronavirus requiere innovación y sostenibilidad, más que nunca, teniendo en cuenta el lema de la Cumbre Iberoamericana: “Innovación para el Desarrollo Sostenible. Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del coronavirus”.

Destacó también cómo “nuevas oportunidades se abren para nuestras economías que podrán evolucionar de modelos lineales a modelos de economía circular ,y las empresas son piezas claves para avanzar en esa evolución, como solución y buscadoras de soluciones. Se debe enfrentar el desarrollo sostenible como programa de transformación social desde toma de decisiones inclusivas.

Antonio Garamendi, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), lamentó la imposibilidad de relacionarse como seres humanos derivado de la pandemia Covid19 e insistió en el espíritu resiliente y de confrontación de la adversidad de los empresarios siendo conscientes del papel que les ha tocado desarrollar y del compromiso con la sociedad.

Explicó que la innovación y el desarrollo sostenible están llamados a jugar un papel fundamental en todos los sectores de la sociedad como compromisos renovados con la agenda 2030, con la innovación, con la inclusión y sostenibilidad, la colaboración público-privada trasladada a los gobiernos… y una decidida apuesta por la transparencia, la gobernabilidad y la democracia participativa. Garamendi abogó por el diálogo social, como la mejor infraestructura para el buen desarrollo de un país; y por la formación y el empleo en competencias tecnológicas para conseguir que Iberoamérica ocupe como región el puesto que se merece. El Covid19 tiene que ser una oportunidad para hacer de Iberoamérica una región más resiliente, sostenible, próspera, innovadora e integradora.

Erol Kiresepi, presidente de la Organización Internacional de Empleadores, OIE, hizo referencia a la incertidumbre constante del sector empresarial ante la crisis del Covid19. La digitalización del trabajo se ha adoptado de manera acelerada para transformar los modelos de negocios, colaboración y emprendimiento; y la innovación es un instrumento para conseguir un desarrollo inclusivo y resiliente para generar más y mejores empleos, así como para erradicar la pobreza, combatir el hambre y mejorar la salud.

Añadió que ante la ausencia de políticas adecuadas se debe atender a las grandes oportunidades que la innovación nos brinda y que el impulso del cambio de modelo en Iberoamérica es clave hacia el desarrollo y que el éxito de la recuperación vendrá de manera que podamos generar colaboraciones público-privadas. Sin embargo, el panorama digital sigue siendo desigual entre regiones, el acceso y la capacidad deben ser atendidos por los gobiernos iberoamericanos y, sobre todo, en atención a los jóvenes, las plataformas digitales representan una oportunidad para la generación de empleo junto a contratos adaptados y flexibles.

Finalmente, hizo alusión al problema de digitalización de las pymes y al necesario apoyo a éstas para aprovechar su potencial hacia la sostenibilidad y los objetivos de la Agenda 2030: “Unidad, solidaridad y cooperación empresarial en pos de un desarrollo sostenible en Iberoamérica.”

Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana, hizo referencia a lo especial de este encuentro híbrido digital y presencial, por la coyuntura hacia el trabajo unidos, por la ilusión hacia el objetivo de la agenda 2030: transparencia, alianzas, gobernanza… y como una oportunidad valiosa para que los empresarios iberoamericanos hagan oír su voz ante los Jefes de Estado y Gobierno que se reunirán en la Cumbre. Hizo referencia a la firma del Convenio de circulación del talento en Iberoamérica, a la voluntad de seguir avanzando en todos los temas que serán recomendados a los Jefes de Estado y Gobierno; y a la presencia constante de las empresas para apoyar en la pandemia que ha profundizado en las desigualdades que traíamos de antes, y la profunda revalorización que se ha hecho de lo público.

un mundo que ha recuperado la senda del crecimiento y que aprovechará para invertir distinto

Hay razones para el optimismo inteligente: una sociedad comprometida, jóvenes con un poder transformador increíble, la potencialidad digital, el sector efervescente de las startups, un mundo que ha recuperado la senda del crecimiento y que aprovechará para invertir distinto. Finalmente, hizo referencia al papel de China y Estados Unidos en el dinamismo económico que hará que la recuperación de nuestros países sea más rápida. Para ello, debemos solucionar el acceso rápido a las vacunas, cuidar la política y evitar la polarización para responder como demanda este momento histórico, en el que son necesarios los liderazgos de calidad.

Xavier Espot, presidente del Gobierno de Andorra, explicó la elección del desarrollo sostenible como tema central de la agenda del encuentro. Sin el compromiso del sector empresarial el desarrollo sostenible sería una entelequia. Habló de la afectación del coronavirus sobre todos los países de Iberoamérica y de la posibilidad de innovar en el cambio, sobre todo, hacia reconvertir el sector turismo para hacerlo más competitivo y modernizarlo.

Miguel Azevedo, presidente de la Unión Empresarial Argentina, explicó la situación vivida en su país y cómo está afrontando el sector empresarial este momento, destacando iniciativas tecnológicas y los desafíos que nos ha traído la pandemia como oportunidades de buscar los consensos necesarios hacia la mejora de la economía, como empleos de calidad o mayor educación para toda la región.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.